sábado, octubre 29, 2005 

La otra campaña: De la reunión con ONG's, colectivos, grupos (27 de agosto)

De la reunión con ONG's, colectivos, grupos (27 de agosto)


Miércoles, 24 Agosto, 2005

El EZLN anuncia el lugar para la reunión preparatoria correspondiente a ONG's, colectivos y grupos. Llegada el viernes 26, reunión el 27 y regreso el 28 de agosto del presente en el poblado de San Miguel.


EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL. MÉXICO.

23 de Agosto del 2005.

A tod@s l@s que suscriben la Sexta Declaración de la Selva Lacandona:

Compañeros y compañeras:

Para informarles que la próxima reunión preparatoria es la que corresponde a Organizaciones No Gubernamentales, Grupos, Colectivos, etcétera. La llegada es el día viernes 26 de agosto, la reunión el sábado 27 y el regreso el domingo 28 de agosto.

La reunión será en el poblado de San Miguel, en el territorio del MAREZ Francisco Gómez, Caracol de La Garrucha. San Miguel está como a una hora y media de Ocosingo, sobre la carretera que va a San Quintín, unos 20 minutos después de pasar Carmen Pataté y el poblado de Javier Hernández (que es donde fue la reunión con Organizaciones Indígenas y Pueblos Indios). Según los últimos sondeos, el 98% de los encuestados piensa que el Frayba pondrá a disposición del respetable un mapita de cómo llegar; el 2% restante supone, iluso, que el mapa incluirá frituras y chocolates para perder la línea.

¡Acá los esperamos¡ ¡Traigan sus máscaras del Innombrable y sus banderas blanquiazules y tricolores! ¡Bote a la basura sus fajas, libros y aparatos para adelgazar! (Nota: tod@s l@s "esbelt@s" podrán asistir, pero serán mirados con desaprobación y enfado por el pleno de la asamblea... bueno, por la mayoría... bueno, por un tanto... bueno por el presidium... mmh... bueno, yo los voy a mirar feo).

Por la Comisión Sexta del EZLN.
Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Marcos
México, Agosto del 2005.

P.D. QUE PINTA SU GRAFFITI.- “haga Patria, adopte un (a) gordito (a)”

P.D. QUE ENSAYA LA REDACCIÓN DE UN NUEVO MANIFIESTO INCENDIARIO.- "¡Gordit@s del mundo, uníos! ¡No tenéis nada que perder, mas que vuestras despensas!".

P.D. DE OFERTA.- ¿Es usted gordita o gordito? ¿Es malcriado y grosero? ¿Pone los codos en la mesa a la hora de la comida? ¿Tira la ceniza en la alfombra? ¿Bosteza sin recato alguno cuando le leen los 50 puntos del “Programa Alternativo de Nación”? ¿Deja sin tapar la pasta de dientes? ¿Eructa cuando le da la gana? ¿No se lava las manos antes de ir al baño y después de comer? (o al revés). ¿No da las gracias cuando lo traicionan, balacean, secuestran y torturan? ¿Pone las patas encima del sofá? En suma ¿es usted un transgresor de las buenas maneras? ¡Adhiérase a la Sexta Declaración! ¡Éntrele a la “Otra Campaña”! ¡Se sorteará un Manual de Carreño! ¡Aproveche! ¡Últimos días!

El Sup acomodando en sus (todavía) bien torneadas piernas, el coqueto liguero negro (modelo “¡oh-my-darling-yes-more-more-oh-yes-ahaaa!”) del que, lamentablemente, no dan cuentas las crónicas seguramente para hacerle el juego a la derecha esbelta.

 

La otra campaña: Carta del EZLN a Fernando Belaunzarán

Carta del EZLN a Fernando Belaunzarán


Miércoles, 24 Agosto, 2005

Carta del Sup Marcos a Fernando Belaunzarán, a propósito de una carta que este último envió a la sección del Correo Ilustrado del diario La Jornada del 18 de agosto de 2005.


EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL. MÉXICO.

22 de Agosto del 2005.

Para. Fernando Belaunzarán.
Secretario de Formación Política del CEN del PRD.

De: SupMarcos.
Secretario de De-Formación de la Cintura, EZLN.
Señor Belaunzarán:

Disculpe que no le respondí de inmediato su carta, publicada en el Correo Ilustrado de La Jornada el 18 de agosto 2005, pero resulta que estábamos algo ocupados con la reunión preparatoria con organizaciones y movimientos sociales que apoyan la Sexta. Pero heme aquí ahora, dispuesto a mejorar mis modales (aunque no mi silueta).

Déjeme le digo que su carta me ha conmovido hasta las lágrimas. Comprendo su angustia de verse “en el patíbulo de la hoguera moral” en el que “frecuentemente” ponemos a los que disienten públicamente de nuestras posturas. Imagino que sería más cómodo recibir balazos, secuestros y torturas (que es lo que ustedes hacen con los que “disienten públicamente” de las posiciones del PRD), hechos que, como usted bien aclara, no son lo “suficientemente graves” (después de todo, sólo fueron unos indígenas que, además, no son dirigentes mas que de su propio destino, y no tienen ningún puesto de formación política) para justificar la ira que, además de la panza, se manifiesta en el ex-simbolo sexual zapatudo, c'est a dire, el Sup.

Pero, aún haciéndome cargo de su difícil situación, no es eso lo que me ha conmovido de sus letras, sino la justa indignación que reflejan. Créame que lo comprendo, señor Belauzarán, los indígenas son unos desagradecidos (“y unos desgraciados”, diría María Félix). Resulta que el PRD les salva la vida dos veces (porque en enero de 1994 y en febrero de 1995, la gente se movilizó convocada por el PRD, ¿no es cierto?), y estos indios ingratos e irreverentes, no conformes con seguir vivos, todavía reclaman democracia, libertad y justicia. Y no sólo eso, los maleducados cometen la osadía de denunciar las inconsecuencias y traiciones de ese “olimpo” de buenas conciencias que es la dirección perredista. Lo que es la incomprensión, ni hablar.

Oiga señor Belaunzarán, permítame una pregunta. Es evidente que la Formación Política del PRD no incluye las materias de “principios”, “historia del partido”, “debate y discusión”, “autocrítica” y “redacción”, pero ¿cómo le hace usted cuando, a la hora de formar a sus cuadros políticos, les explica que el presidente de su partido, Leonel Cota Montaño, dejó el PRI cuando no le dieron la candidatura para gobernar Baja California Sur y entonces se pasó al PRD, ganó y durante su gestión hizo gala de nepotismo y de corrupción al privatizar, en beneficio de grandes hoteleros, una serie de manglares, hecho que destruirá el equilibrio ecológico de ese estado de la República Mexicana?

Digo, porque me imagino que usted les explica cómo nos salvaron la vida a los zapatistas, y por qué ustedes son la esperanza de los agradecidos (lo que, por ingratos, nos deja fuera, lástima). Pero no me imagino cómo les justifica que tantos salinistas estén en el equipo cercano de AMLO, quien se dice perseguido, atacado y obstaculizado por el salinismo.

Comprendo que AMLO tenga cerca de él a quienes le aconsejen cómo combatir al EZLN. Después de todo, los ezelenitas son unos ingratos y maleducados (usted lo ha señalado con todo y fechas), y hay que meterlos en cintura (sobre todo al que excede en anchura la susodicha).

Lo que no entiendo, señor Belaunzarán, es cómo les explica usted a sus cuadros que Gastón Alegre López, uno de los hombres más ricos de Quintana Roo, compró la candidatura perredista al gobierno del estado por la bicoca de 75 mil dólares; que su candidato al gobierno de Puebla, Alejandro Villar y Borja, vino de una diputación de la coalición PRI-PVEM; que Javier Corral Jurado, senador panista, fue candidato a la gubernatura de Chihuahua por el PRD-PAN (en la propaganda y en la página de Internet de la alianza PAN-PRD los candidatos perredistas parecían vestidos rigurosamente de azul y blanco); que Dante Delgado, rechazado antes por el PRD cuando AMLO era su presidente) por sus nexos con el narco, fue recientemente candidato perredista al gobierno de Veracruz; que la diputada federal perredista Guadalupe Rubio antes ganó para el PAN la Delegación Benito Juárez en el DF; que Pablo de Anda, panista de la Delegación Benito Juárez, también en el DF, fue diputado local del PAN y luego candidato del PRD a una diputación federal; que Jorge Campos Murillo, ex subprocurador de procedimientos penales de la PGR foxista (mmh, la misma del complot del desafuero) fue candidato del PRD al gobierno de Durango; que José de Jesús Calderón Ojeda, porro de la Autónoma de Sinaloa expulsado en 1973, secretario de gobierno del priísta Alfonso G. Calderón, acusado de participar en la desaparición de disidentes políticos, entró al PRD y fue candidato a presidente del partido, que uno de los más aguerridos alquimistas electorales del PRI; cacique del estado de Hidalgo y asesino de perredistas, José Guadarrama Márquez, fue candidato del PRD a la gubernatura de Hidalgo y ahora controla al partido en ese estado. Disculpe si no abundo en más ejemplos, éstos son sólo algunos de los que nos enviaron bases perredistas, ésas tras las que ustedes se esconden para evadir responsabilidades. A lo mejor a usted le pueden proporcionar más datos.

Pues sí, señor Belaunzarán, ¿cómo persuade a sus cuadros de que la pareja PRD-AMLO es la opción de izquierda y de que todo va a cambiar con su llegada al poder? ¿Cómo le hace para convencerlos de ser dirigidos por quienes persiguieron, encarcelaron y asesinaron a sus compañeros? ¿Cómo los instruye para que convenzan a la gente de que hay que votar por el PRD para evitar que regresen Salinas, el PAN y el PRI?

Bueno señor Belaunzarán, no le quito más tiempo. Seguramente tiene mucho trabajo en diseñar la estrategia para combatir al salinismo representado en el PRI y el PAN.

Vale. Salud y, creo, ahora no dije ninguna mala palabra.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.
Por los ingratos, rencorosos, maleducados y groseros del EZLN.

SupMarcos
México, Agosto del 2005.

 

La otra campaña: Clausura de la reunión 21 de agosto

Clausura de la reunión 21 de agosto


Martes, 23 Agosto, 2005

Resumen del EZLN sobre la reunión con Organizaciones y Movimientos Sociales.
REUNIÓN PREPARATORIA DE LA SEXTA, 21 DE AGOSTO DE 2005


Bueno, compañeros y compañeras, les voy a decir unas cuantas palabras y unas explicaciones. Les pedimos por favor que lleven a sus organizaciones estas palabras que les voy a decir.

Según vemos en las intervenciones que se dieron y en los mensajes que nos han mandado, algunas organizaciones y grupos políticos están todavía discutiendo y esperando las definiciones del EZLN sobre la Sexta y sobre la “Otra Campaña”. Algunas pensamos nosotros, algunas de estas definiciones que esperan, pensamos que las que más les preocupan ya están claras: lo electoral, el respeto, la independencia organizativa, el horizonte de la Sexta. Sobre todo quiero decirles que les digan a sus compañeros que no se harán definiciones sin el acuerdo de todos. Todas las propuestas que han hecho quedan pendientes porque todavía quedan compañeros y compañeras con los que nos vamos a reunir.

Vemos también que vuelven puntos que ya han aparecido antes para las discusión: el de la Promotora, el del Frentote, el de la Declaración de Querétaro, los Diálogos nacionales, la candidatura independiente, el abstencionismo, la inquietud de que no se vaya a culminar este proceso de la otra campaña en una estructura organizativa de mando y subordinación que coarte la iniciativa y la imaginación y la inteligencia -agregamos nosotros-.

Surge ahora de nuevo la inquietud sobre que la otra campaña tome en cuenta lo específico de las mujeres y que se hagan reuniones de género. Vemos también que vuelven a aparecer el problema de la privatización de la seguridad social y nosotros vemos en esa lucha, semejanzas con la lucha del movimiento estudiantil de la UNAM en 1999, porque son compañeros y compañeras que están preocupados porque estos intentos de privatización afecten a los trabajadores que vayan a entrar después, y a toda la gente que acude a estos servicios sociales del Seguro Social y del ISSSTE.

Hemos escuchado también propuestas de método en la Otra Campaña y ya algunas de ellas ya apuntando hacia el programa nacional de lucha; por ejemplo, lo de la libertad de los presos políticos, la defensa de la seguridad social, la solidaridad con todas las luchas obreras, campesinas, estudiantiles, indígenas, los problemas que plantean los compañeras de la Asamblea Nacional de Braceros, las luchas que todos, casi todos, marcados por la democratización sindical contra los patrones.

Se mencionó el problema de las garantías de seguridad, casi al último ayer. Nosotros queremos decirles que no hay ninguna garantía de seguridad, ni en los lugares de municipios donde vayamos, ni en toda la República Mexicana. Por eso, el EZLN antes de lanzar esta iniciativa hizo una reestructuración de su estructura organizativa político-militar, en el entendido de que los que salgan pudieran perder la vida o la libertad, o simplemente desaparecer. La única garantía de seguridad que tenemos, pues, es la movilización de la gente y las medidas que tome la gente que nos reciba.

Queremos decirles a los compañeros del Estado de México, de San Luis Potosí, de Jalisco, de Durango, de Zacatecas, de Yucatán, de San Isidro en el DF, a los compañeros del Mercado de la Merced, a los compañeros de Tecamachalco, de Puebla, a la Asamblea Nacional de Braceros de todos los estados en los que se encuentra, a los compañeros de Ixtapa, de Cosoleacaque Veracruz, de Ciudad Juárez en Chihuahua; a todos los del Valle de México, a los de la Zona de la Costa de Chiapas, a los compañeros de Manzanillo en Colima, a los compañeros de la Montaña y Costa Chica de Guerrero, a las compañeras de Tetetzingo en Morelos, a los compañeros de la zona oriente Ejidos Nuevos, a los compañeros de Jojocotla de Morelos, de la ENEP Acatlán, de Anenecuilco, de Tepoztlán, de Ecatepec, que vamos a ir a visitarlos. Hemos aceptado, pues, la invitación, pues, que nos han hecho.

Estamos preocupados porque desde la Primera Declaración de la Selva Lacandona, nunca habíamos hablado tan claro en una declaración como en la Sexta; sin embargo, nunca una declaración ha sido tan mal interpretada. La Sexta Declaración y la Otra Campaña se proponen ir a escuchar, no a hablar. La otra campaña va por ese camino, y no por el otro.

Entonces por eso, compañeros y compañeras, les vamos a pedir algo de corazón. Es muy importante para nosotros que nos concedan eso que les vamos a pedir ahora, porque nosotros los de la Comisión Sexta del EZLN escuchamos lo que aquí se dijo, pero también escuchamos lo que no se dijo. Así es nuestro modo. Acá aprendimos a oír también lo que se calla.

Entonces lo que queremos pedirles es que cuando informen en sus organizaciones y colectivos lo que aquí se dijo, les digan que lo que los zapatistas quieren hacer es otra campaña, y díganles que si los zapatistas insisten en lo de Otra, no es sólo que no va a ser una campaña electoral. Díganles que es Otra porque su objetivo principal es ir a hablarle a la gente humilde y sencilla, a los trabajadores del campo y de la ciudad que luchan, a quienes son perseguidos y despreciados por su diferencia y se resisten y se rebelan. A quienes son reprimidos por luchar por la justicia pero no se rinden y vuelven, una y otra vez, precisamente como volvieron los pobladores de esta comunidad que nos recibe, -lo que les platiqué ayer en la mañana- que regresan después de ser reprimidos- y en general a toda la gente que tiene el pensar y el sentir, en el mismo lado en que tienen su corazón, es decir a su izquierda.

El objetivo de la otra campaña es escuchar a todas esas personas. Escuchar, ése es el espíritu que anima a la Sexta. A quienes invitamos a preparar y a realizar la otra campaña los invitamos a preparar y construir un espacio de escucha, uno nuevo, uno sin precedentes, uno muy otro, como decimos los zapatistas. Un espacio que es el lugar donde la palabra nace, donde agarra su modo, su manera de nombrar la injusticia, la explotación, el desprecio, la represión, la discriminación, el dolor y también su forma de nombrar la lucha, la resistencia, el no dejarse, el no rendirse. El volver una y otra vez por lo que nos pertenece legítimamente: la Democracia, la Libertad y la Justicia.

Y ese espacio es el lugar de cada quien donde vive y lucha: su casa, su fábrica, su calle, su colonia, su pueblo, su campo, su asamblea, su lancha para pescar atún o camarón, su tiendita como los compañeros de la Merced o de Chichén-Itzá, su local sindical, su campo de cultivo, su centro cultural, su lugar donde ensayan su música para una tocada, donde pinta, donde ensaya teatro, donde imprimen una publicación, donde se reúnen los colonos para discutir y acordar, donde hacen fila -iba a decir cola pero luego nos regañan por decir groserías- donde hacen fila para el agua que usarán durante todo el día, su camión, su pesero, su taxi, su autobús, su parroquia, su campo de cultivo, su cubículo, su cooperativa, su lugar de diversión y esparcimiento, su construcción, su línea de montaje, su consultorio, su salón de clases, su asamblea, su vecindad, su como se llame la realidad donde vive y trabaja, es decir, donde construye su propia historia.

Según nosotros -y podemos estar equivocados- es ahí donde los de abajo toman las grandes decisiones, donde nace el Ya Basta de cada quién , donde crece la indignación y la rebeldía, aunque luego sea en las grandes movilizaciones o acciones donde se hace visible y se convierte en fuerza colectiva y transformadora. La Sexta y la Otra Campaña no buscan un lugar para la palabra, sino un lugar para el oído, ahí donde ustedes y otros como ustedes han realizado su trabajo político, y su organización. Por eso la Sexta y la Otra Campaña no llaman a la realización de grandes encuentros, convenciones, frentes, asociaciones, coaliciones y los etcéteras que correspondan. Iremos, sí, a los encuentros y grandes reuniones que nos inviten y podamos ir. Iremos con ustedes porque confiamos en ustedes, porque confiamos en que han entendido qué es lo que queremos y para qué les pedimos ayuda, es decir, para aprender a escuchar a quienes son como ustedes. En este sentido ninguno de los encuentros, promotoras, frentes, diálogos, programas, etc., tiene por qué temer que les disputemos espacios, nombres, convocatorias, firmas al calce, cantidad de convocados o poder de persuasión. Pero en caso de tener que optar, optaremos por ir a una colonia o una fábrica, a un mercado, o una colonia, a un salón de clases en lugar de ir a un gran encuentro. Se dirá entonces que el EZLN está perdiendo la oportunidad de que su palabra sea escuchada por miles, cientos de miles, millones. Y es ahí donde está el problema, porque el EZLN no busca ahora que muchos escuchen su palabra, por el contrario, busca escuchar a muchos, no a todos, sino a los de abajo que resisten y luchan. Quien no entienda que esto es lo que busca el EZLN, entonces no ha entendido nada, y una y otra vez dirán que faltan declaraciones, entrevistas, comunicados donde se explique más.

Estamos dispuestos a hacerlo una y otra vez, a aclarar todo lo que no esté claro, a explicar y explicarnos. Pero de una vez les digo que a lo que no estamos dispuestos es a cambiar el espíritu de la Sexta ni a cambiar el objetivo principal de la otra Campaña. Es decir, nuestra meta es escuchar al otro. No vamos a salir para decirle a nadie lo que tiene que hacer o dejar de hacer, sino para aprender a escuchar, aprender del por qué hace lo que hace, y por qué deja de hacer lo que deja de hacer. Por lo demás, estamos dispuestos a discutir proyectos, programas, caracterizaciones, definiciones, planes de corto, medio y largo alcance. La pregunta entonces no es cómo le van hacer para hablar, sino cómo le van a hacer para ayudarnos a escuchar a quienes son parte de ustedes, a quienes organizan, a quienes quieren organizar y unir.

No tengan miedo, compañeros y compañeras, o como dice la Sexta: “Si tienen miedo, contrólenlo”. El EZLN no les diputara contingentes, ni vanguardias, ni templetes, ni cabezas de manifestaciones, ni nombres, ni siglas, ni proyectos. No tengan miedo. La salida del EZLN no significa la aparición de un nuevo rival. Les pedimos que vean nuestra salida simple y sencillamente como lo que es: la aparición de un nuevo compañero. Eso es lo que les pedimos que vayan a decir por favor, porque si no nomás van a decir, “no, pues no hay bronca, votas por López Obrador o por Madrazo”, no se va a pensar simplemente que eso es lo que está definiendo la otra campaña. Está bien si así lo hacen los medios, pero ustedes no pueden hacer esto. Porque así como decían los compañeros de Tetetzingo, a veces les van a preguntar si dijeron su palabra, también les van a preguntar qué fue lo que se dijo. Todo lo cargan así, si López Obrador el PRI o el PAN, si lo fundamental no lo plantean, entonces van a pensar que el EZLN está saliendo como otras veces. Llevamos 12 años hablando, según nuestro pensamiento hay que callarse y hay que escuchar. Así fue como crecimos aquí, llegamos hablando: mucha revolución, mucha transformación, muchas clases sociales, muchos planes de mediano, corto y largo alcance.

Hasta que nos callamos y empezamos a escuchar. Ahí en su casa, en el campo de cultivo, a la hora del pozol, y ahí descubrimos otra cosa: aprendimos un modo. Ése es el que queremos aprender con ustedes. Van a pasar muchas cosas, compañeras y compañeros. A lo mejor va a ver grandes transformaciones. Aun así, la otra campaña no va a parar. Tenemos que seguir aprendiendo a escuchar a la gente. Y la gente que está en su casa, en su barrio, tiene que estar confiando en que alguien va a llegar, a hablar con él, a escucharlo, aunque su representante está en la asamblea hablando. A él es al que tenemos que escuchar también.

Entonces no tengan pena. No les vamos a quitar nada ni les vamos a disputar las iniciativas que ya han echado a andar, o que vayan a echar andar también. Pero tampoco piensen que el objetivo del EZLN es brincar de encuentro a encuentro, de masas a masas porque no es lo que estamos pretendiendo, porque no vamos a poder permanecer ajenos a todo eso. Pero en caso de tener que optar a una gran reunión en un auditorio, a ir al mercado de la Merced, vamos a ir al mercado de la Merced; entonces no le vayan a llamar engaño, no vayan a decir: “porque dijo algo y está haciendo otra cosa”. Ustedes tienen que decirle: “no, a eso vienen, a pelearse por el precio del tomate con el del mercado porque quieren aprender de él ” y en lugar de la gran manifestación, al carro con la descubierta, saludando y todo eso, van a agarrar un taxi –por eso le decía ayer una cosa a un compañero que no vaya a cobrar muy caro- el pesero, a su salón de clases y vamos hacer fila.

Queremos darles las gracias por haber venido. La relatoría de lo que pasó en estos días y lo que ha pasado en las anteriores, van a estar a disposición en la revista Rebeldía, en su página electrónica. A todos los que quieren correo se les está mandando, a los que no, por favor que lo bajen de ahí para que estén informados, porque si no se ve como que unas cosas se están diciendo. Las más importantes, las que van a exigir definiciones, van a quedar de lado. Entonces vamos a tener una preocupación de que cuando tengamos la reunión del 16 de septiembre -porque ya le cambiaron al 15 y terminó en 14- estamos diciendo que va a ser el 16, porque esa fecha tiene significado y porque cae en un buen día para que puedan venir con más tiempo. El 16 de Septiembre van a venir si la discusión va a ser fundamentalmente la cuestión electoral y todo eso. Entonces van a ver que nosotros vamos a decir otra cosa. Eso es lo que queremos que les expliquen, pues, a sus compañeros y compañeras y a los delegados que manden a esa reunión.

Ya para despedirme les quiero contar algo que no van a ver, pero que así es. Lo que pasa cuando se van ustedes, que fue lo que pasó cuando se fueron los compañeros de las organizaciones políticas, lo que pasó cuando se fueron los compañeros y compañeras de las organizaciones indígenas y lo que va a pasar cada vez que un contingente como ustedes, que es bienvenido y que se van.

Lo que pasa es que se junta el pueblo, todos: hombres, mujeres, niños y ancianos, se forman a veces, a veces se sientan donde están ustedes. Y llega a donde estamos nosotros un mensaje, que dice: “Subcomandante Marcos, el pueblo te quiere hablar”, yo voy y les digo “aquí estoy, compañeros” – a veces saludan militarmente, cantan el himno- empiezan a hablar compañeros. ¿Saben qué dicen? Comienzan a autocriticarse por los errores que piensan que cometieron para recibirlos a ustedes: “si el frijol tenía mucha sal, si no la tenía, que el compañero puso mal ese travesaño, que yo le dije que de por sí no lo ponga así. Estos compañeros después de que ustedes se van, después que en las condiciones en las que estamos, dedicaron semanas a marchas forzadas para atender esto, como ellos dicen, pobremente, piden disculpas por no haberlos recibido mejor. Yo quiero agradecer aquí a los compañeros y compañeras que dieron lugar en su intervención para agradecer a este pueblo, al pueblo de Dolores Hidalgo cuya historia ya les platicamos. Así va a seguir siendo. Es nuestro modo. Les pido por favor que tomen en cuenta esto, a estos hombres y mujeres que tomaron una decisión. Porque esto de la Sexta y de la Otra Campaña no fue algo que se nos ocurrió. Hablamos con ellos, les preguntamos, discutimos, vimos todo esto, lo que iba a pasar. Y aquí queremos darles un argumento a todos los que dicen que hay que entrarle con López Obrador, porque millones lo apoyan, porque las encuestas están a favor. Nosotros, compañeros y compañeras, en diciembre de ‘93, si hubiéramos hecho una encuesta sobre el alzamiento hubiéramos perdido el encuentro, hubieran salido millones en contra. Los argumentos cuantitativos no cuentan para nosotros. Sin embargo, pasó el primero de enero, pasó lo que pasó –entre otras muchas cosas, que puedan estar aquí- y muchas otras cosas han pasado, porque si hubiéramos hecho caso, el innombrable Salinas hubiera seguido gobernando, y muchas cosas que pasaron después. Les pido por favor que tomen en cuenta eso, porque ustedes son líderes de sus comunidades y no pueden insultar a su gente dándoles argumentos cuantitativos si lo que se está poniendo aquí a discusión son argumentos racionales: “por eso si conviene, por eso no”. Si ustedes comienzan a argumentar que son muchos, vamos a empezar a hacer muchas cosas mal porque muchos dicen que hay que hacerlas. Por favor les pedimos, pues, que tomen en cuenta eso, que traten de evitar la paja de las groserías y que busquen los argumentos que se están dando para plantearse ante una opción política. Porque a nosotros no nos preocupa si sí o no, pero sí que la gente discuta y tome su posición, cualquiera que sea, pero con respeto, con respeto a su inteligencia. Pues eso es lo que les queremos decir, compañeros y compañeras. Les damos gracias que vinieron.

Les pedimos por favor que cumplan ese pedido que hacemos, que vayan y expliquen qué es lo que espera el EZLN de la Otra Campaña y que les digan claro, si ustedes están pensando otra cosa y ellos empiezan hacer eso, no le llamen engaño desde el principio ellos dijeron a que venían.

Compañeros y compañeras, iremos a sus casas, a sus barrios, a sus vehículos, a sus lanchas, donde quiera que vayan a estar y ahí van a encontrar lo mismo que les ofrecimos a todos ustedes, a las organizaciones políticas, a las organizaciones indígenas y a todos los que van a llegar, van a encontrar un oído atento y van a ver que tomamos apuntes y todo eso, entonces van a empezar cosas terribles y maravillosas que, bueno, tienen la garantía todos ustedes de que va a haber alguien que escuche, ese es nuestro trabajo.

Gracias, compañeros y compañeras.

 

La otra campaña: Palabras de inicio reunión día 20 agosto

Palabras de inicio reunión día 20 agosto



Colocado el Martes 23 de Agosto de 2005
Este artículo lleva 290 lecturas.

Palabras de inicio del EZLN en la reunión con Organizaciones y Movimientos Sociales.
REUNIÓN PREPARATORIA DE LA SEXTA, agosto 20, 2005


Bienvenidos compañeros y compañeras de las Organizaciones Sociales y Movimientos que suscriben la Sexta Declaración:

Bienvenidos los que llegaron:
Bienvenidos los que no pudieron venir:

Compañeros y compañeras:

Al inicio de cada una de estas reuniones preparatorias, es nuestra costumbre informar de cómo van las adhesiones a la Sexta y a la “Otra Campaña”. Hasta el día 17 de Agosto, según el informe de los compañeros y compañeras de la Revista Rebeldía, teníamos lo siguiente:

Organizaciones Políticas: 47
Organizaciones Indígenas: 92
Organizaciones Sociales: 67
ONG’S, colectivos, grupos 275
Individuales 1,010 personas

Esto es sólo en lo que se refiere a la página electrónica. Pensamos, tal vez con ingenuidad, que serán más cuando, con su apoyo, haya locales para tal efecto en otras partes de México, y cuando empecemos el recorrido por la República Mexicana.

Hoy, hay aquí reunidas organizaciones y movimientos sociales de izquierda. La inmensa mayoría ha suscrito la Sexta y han manifestado su voluntad de participar, primero en la preparación de la “Otra Campaña”, y luego en su realización. Hay algunas organizaciones que están aquí y que no se han sumado a la Sexta, o que sólo están de acuerdo con algunas partes. Hay también observadores nacionales e internacionales. Aunque no es ésta la reunión que les corresponde, están aquí para conocer la palabra y las posiciones de todos los que quieran hacerlas públicas. A todos y a todas les damos la bienvenida.

En la pasada reunión preparatoria con las organizaciones políticas de izquierda que suscriben la Sexta Declaración, les hacíamos nosotros, los del EZLN, un reconocimiento doble: uno por mantenerse en el pensamiento de izquierda cuando la moda es el centro, la moderación y la claudicación disfrazadas de “madurez”, y otro por haber atendido a nuestra invitación a pesar de las desatenciones y menosprecios que habíamos tenido para algunas de ellas en ocasiones anteriores. Asumí entonces mi error y les pedí disculpas. Hoy repito uno y las otras, aunque ahora a sus organizaciones y movimientos sociales.

Con lo que ha pasado en las últimas semanas, quisiéramos agregar, de nosotros hacia ustedes, un reconocimiento más a las organizaciones y movimientos sociales que mantienen su adhesión a la Sexta y a todos y todas quienes se han sumado a últimas fechas.

Como es público, la posición del EZLN respeto al proceso electoral, y en particular hacia el PRD y el señor López Obrador, ha recibido ataques, críticas, señalamientos y acusaciones provenientes de casi todo el espectro de lo que se conoce como “opinión pública”. Lo menos que se ha dicho es que se trata de un berrinche de un “Marcos” panzón y desgastado. Algunos señalamientos han ido más lejos y decretan que s dle estamos haciendo el juego a la derecha, pues al criticar al PRD y a López Obrador estamos, implícitamente, llamando a votar por el PRI o por el PAN. No sólo, por insinuaciones o acusaciones directas, se dice que ha habido un “arreglo” (o un “pacto”, para hablar en sus términos) entre el EZLN y la derecha, particularmente entre Marcos y el Salinismo, para impedir que Andrés Manuel López Obrador llegue a la presidencia. Hay quienes nos acusan de ruines y hace notar la coincidencia entre nuestras palabras y la enésima reaparición del primer “innombrable”. Paradójicamente no ha habido ninguna argumentación racional en contra de lo que hemos dicho (y seguiremos diciendo). Si acaso, dicen que estamos exagerando en la denuncia sobre las agresiones perredistas, en la traición a los Acuerdos de San Andrés y en el señalamiento de que el proyecto de López Obrador no es de izquierda, ni siquiera de izquierda reformista, sino francamente neoliberal.

Si a pesar de que, adhiriéndose a la Sexta, son también sospechosos, todos, de hacerle el juego a la derecha, de haber pactado con el Salinismo o el Foxismo (si es que hay alguna diferencia), y de estar en posibilidad de arruinar la llegada de un gobierno de izquierda (sólo una posibilidad, tampoco crean que nos dan mucho peso en las encuestas o en las urnas), ustedes han venido hasta acá, con las incomodidades y desgaste que eso implica, pues claro les decimos que nos admira, se los reconocemos y lo saludamos.

Nosotros estamos diciendo todo esto a ustedes, a ustedes y a todos los que han decidido caminar con nosotros en la Sexta. Sabemos que sólo una parte de lo que digamos aparecerá en los grandes medios de comunicación, sabemos que sólo una parte de lo que digamos aparecerá en los grandes medios de comunicación, sabemos que sólo una parte tomarán los críticos que ahora proliferan, sabemos que sólo una parte será tomada para reforzar sentencias y complicidades. Nuestra posición completa, la que hemos ido planteando en las reuniones que hemos hecho, y que habremos de ir completando en ésta y en las que siguen, tal vez sólo será conocida por ustedes, por quienes se interesen en saber todo lo que decimos, y por quienes acceden a los medios alternativos de comunicación. Tal vez, quienes nos llaman la atención por groseros y desacomedidos, deberían intentar no quedarse en las declaraciones que se resaltan, comprensiblemente, en los medios, y entrarle a todo lo que hemos dicho, decimos y diremos, sobre la Sexta, sobre la “Otra Campaña”, sobre el mundo y sobre México. Tal vez entonces se darían cuenta de que, junto con nuestro “modo” de reclamar, está también nuestro “modo” de explicar, de explicarnos. No estamos escondiendo nada, todo está claro y a disposición de quien quiera ver, oír, comprender.

Nosotros suponemos que ustedes, y todos los que se han sumado a la Sexta, han encontrado en ellas, en la Sexta y en la Otra Campaña, algo que no encontraban en otra parte. Ni en los partidos políticos institucionales, ni en las campañas pre-electorales y electorales, ni en los proyectos de esos partidos.

La Sexta ha planteado sólo líneas generales, y ha ofrecido que las concreciones que esas líneas demandan no sean producto de la organización que convoca, el EZLN en este caso, sino la discusión y el acuerdo, basados en el respeto a los modos de cada quien y en igualdad, de todos los que decidan hacer este camino y construir esa “otra cosa” que en cada uno tiene una figura y un color, y que tendrá la figura y el color que acordemos entre todos.

Así que hoy, a nombre de mis compañeros y compañeras, mujeres, hombres, niños y ancianos del Ejército Zapatista Liberación de Nacional, les reitero: tienen aquí, en la Sexta y en la Otra Campaña, un lugar. Un lugar que respetaremos. Ofrecemos respeto y trato de iguales a todo aquel que camine a nuestro lado. Ni mando ni subordinación. Ni fusiones ni escisiones. No patrocinadas o promovidas por nosotros. Cada quien tenemos nuestra historia, nuestra experiencia, nuestra forma organizativa. Conservándolas o enriqueciéndolas, caminaremos juntos, y, juntos, iremos construyendo lo que decidamos, en colectivo, construir. La Sexta es clara en lo que dice y clara en lo que no dice: vamos a tratar de hacer otra forma de política, vamos a tratar de construir un programa nacional de lucha, de izquierda y anticapitalista, y vamos a impulsar la demanda de una nueva Constitución. Todo esto lo vamos a hacer con los trabajadores del campo y de la ciudad, con los desposeídos, con los perseguidos por su diferencia, con los inconformes que se rebelan y luchan contra las injusticias, con los que saben que la libertad no se obtiene con permiso del opresor, sino arrebatándosela. Ése es el “Qué”. Cómo, cuándo, dónde, con quién, a qué ritmo, con qué paso, por cuales caminos, con cual compañía, lo habremos de ir definiendo entre todos.

Quienes suscriben la Sexta y quienes participen en la planeación y realización de la “Otra Campaña”, encontrarán siempre en nosotros, los zapatistas del EZLN, un oído atento y respetuoso, un interés sincero en conocer su historia y planteamientos, y un compromiso honrado en cumplir, aún a riesgo de la vida propia, con los acuerdos a los que lleguemos.

En suma, quienes se consideran de izquierda anticapitalista y buscan un lugar donde se les respete y se respete su independencia organizativa, la Sexta y la “Otra Campaña” es uno de esos lugares. No el único. Ha habido, hay y habrá, felizmente, otros espacios. Nosotros tenemos éste y a él sean todos bienvenidos.

Hemos manifestado nuestro interés en establecer relaciones primero, y más adelante, si es de común acuerdo, alianzas con organizaciones políticas de izquierda, con organizaciones indígenas, con organizaciones y movimientos sociales, con Organizaciones No Gubernamentales , colectivos, grupos, individuos, y con quienes no se sienten parte de ninguno de esos rubros y que llamamos “otros, otras”, según los siguientes principios:

No a hacer acuerdos arriba para imponer abajo, sino a hacer acuerdos para ir juntos a escuchar y a organizar la indignación; no a levantar movimientos que sean después negociados a espaldas de quienes los hacen, sino a tomar en cuenta siempre la opinión de quienes participan; no ha buscar regalitos, posiciones, ventajas, puestos públicos, del Poder o de quien aspira a él, sino a ir más lejos de los calendarios electorales; no a tratar de resolver desde arriba los problemas de nuestra Nación, sino a construir desde ABAJO Y POR ABAJO una alternativa a la destrucción neoliberal, una alternativa de izquierda y para México.

Sí al respeto reciproco a la autonomía e independencia de organizaciones, a sus formas de lucha, a su modo de organizarse, a sus procesos internos de toma de decisiones, a sus representaciones legítimas, a sus aspiraciones y demandas; y sí a un compromiso claro de defensa conjunta y coordinada de la soberanía nacional, con la oposición intransigente a los intentos de privatización de la energía eléctrica, el petróleo, el agua y los recursos naturales.


Es nuestro compromiso y lo cumpliremos.

Compañeros y compañeras:

Como hemos hecho en las reuniones anteriores, seguiremos explicando más de lo que pensamos y sentimos en torno a la Sexta y a la otra campaña, es decir, en torno al mundo y a México.

En nuestro país, esa etapa del capitalismo que se conoce como la globalización neoliberal, ha destruido primero y luego reordenado la política de arriba y a sus ejecutores. Nuevos pactos entre nuevos actores han suplido las viejas reglas del sistema político mexicano. Sectores de gran poder han dejado de confiar la política a los profesionales de la política y, tendencialmente, se han destruido las mediaciones entre el poder económico y el poder político. En el caos provocado por esta destrucción está emergiendo lo que nosotros llamamos la “Sociedad del Poder”, un selecto grupo de intereses, una élite que es quien en realidad dicta la imposición de políticas económicas y políticas políticas. La clase política en México tiene ahora el papel de administrar esa imposición y sus resultados, es decir, sus consecuencias. Es por eso que los partidos políticos institucionalizados pueden mutar, sin pudor alguno, de principios, programas y planes. Nunca como antes la diferenciación entre los que hacen política arriba se había visto tan simplificada: solo colores y siglas. Ya ni los personajes los diferencian. Allá arriba ya no se juegan proyectos de Nación, sino proyectos de administración. Los políticos arriba semejan gerentes buscando empleo, ofreciendo en multimedia su capacidad, carisma, don de mando, organigramas con muchas flechas y plazos, a sus empleadores. El reto ahora no es una nueva relación social, sino una nueva administración de la destrucción neoliberal aún en proceso.

Según nuestra apreciación, el desorden provocado por el Neoliberalismo en nuestro país preocupa y ocupa a los de arriba, a esa “Sociedad del Poder”. La violencia del crimen organizado es sólo uno de los focos rojos que arriba ven en el mapa que arriba nos imponen como camino y destino. El reto para ellos no es buscar la salida en la reconstrucción de las relaciones sociales, sino administrar su destrucción. Y para eso es necesario un buen administrador, con un buen equipo de administradores y con un buen plan de administración. Así, los “equipos” (o “teams”, para usar la jerga empresarial) presentan sus propuestas.

El equipo blanquiazul sólo demostró que en 4 años podía igualar lo que al equipo tricolor le tomó 70 años, y poco o nada tiene ya que ofrecer. Cumplió su parte en la destrucción y el despojo, y lo hizo con métodos y formas arcaicas que fueron, y son, un insulto a la inteligencia. Dejan de herencia un país sumido en la crisis económica y, además, con un descontento que rebasa ya con mucho las formas de control de los dominados que heredó de su antecesor tricolor. Su color se destiño aún más y el hombrecito gris que lo representará en las elecciones le marca su nueva tonalidad cromática.

El equipo tricolor, por su parte, apuesta a la desmemoria. Sus integrantes fueron los iniciadores de la pesadilla que hoy sufrimos todos los mexicanos y que, con la coartada de la revolución institucionalizada, adornaron con fraudes, matanzas y control corporativo. Hoy este equipo representa las aspiraciones del crimen organizado para consolidar su poder institucionalizado. Su regreso al Poder no significará el regreso de los felices, para ellos, tiempos idos, sino el encumbramiento de la corrupción, el crimen y la traición. Si antes su slogan fue “La revolución hecha gobierno”, ahora será “el crimen hecho gobierno”.

A diferencia del tricolor y el blanquiazul, el equipo negroamarillo sí ve para adelante.
Fortificado con los despojos que los otros equipos han dejado en el camino, propone una “nueva modernidad” o, más bien, una administración moderna. No basta, dicen, con continuar con la destrucción, hay que prever y tratar de paliar las previsibles inconformidades. Hay que atenuar los excesos, hay que “limarle los filos al neoliberalismo”. Ofrece control, mediación, administración de los conflictos. Su equipo es experto en eso, y su sucesivo paso por los equipos tricolor y blanquiazul así lo prueba. “Somos nuevos”, dicen, aunque su nómina tenga un olor a rancio y decrépito.

El equipo negroamarillo ha ofrecido, y lo reitera en sus reuniones a puerta cerrada con los mensajeros de la “sociedad del poder”, control donde ahora hay descontrol, orden donde ahora hay desorden. Ofrecen lo que más demanda tiene en épocas oscuras y sin salida aparente ofrecen esperanza. La esperanza es la nueva mercancía. Esperanza en que las cosas cambien o en que no se pongan peor, en que mejoren o en que no empeoren, esperanza en que ahora sí es la nuestra.

Pero la esperanza, como la comida, el salario, la ropa y la vivienda varía de una clase a otra. No es lo mismo la esperanza de una política cultural que incentive la producción artística, que la esperanza de que el campo reciba los apoyos necesarios y de que la tierra sea de quien la trabaja. No es lo mismo la esperanza en que se abata la criminalidad en la colonia y la calle, que la esperanza de una vivienda digna en los cinturones de miseria que rodean ya todas las ciudades de nuestro país. No se lo mismo la esperanza en que mejoren las vialidades, a la esperanza en que ya no se criminalice la diferencia. No es lo mismo la esperanza en una administración honesta y sin corrupción, que en la esperanza en que no se sigan destruyendo las conquistas sociales de los trabajadores. No es lo mismo la esperanza de que se aumenten los apoyos a la investigación científica, que la esperanza en que no se privaticen más los recursos naturales. No es lo mismo la esperanza de que el norte revuelto y brutal modere sus reclamos y exigencias, que la esperanza de que se dé por sobrepagada la deuda externa. No es lo mismo la esperanza de que se bajen los altos sueldos de gobernantes y funcionarios, que la esperanza de que termine la precariedad en el trabajo. No es lo mismo la esperanza en que gane el menos malo, que la esperanza en que exista y gane un proyecto de transformación profunda de nuestra realidad.

Todas, debo dejarlo claro para que no se piense que despreciamos unas y otras, son esperanzas legítimas y justas. Y todas deberían ser atendidas. Pero resulta que unos se conforman con unas. También legítimo. Pero otros no, y quienes se conforman con unas pretenden, nos exigen, nos demandan, que también nos conformemos con ellas.

Pero la única diferencia no esta sólo en la oferta de una nueva mercancía. Es claro y evidente que el negroamarillo es atacado por la más extrema derecha y por algunos señores del dinero. Cada vez menos, por cierto, pero todavía es notable.

¿Por qué entonces, preguntan los que sinceramente ponen esperanzas y empeño en ese cambio de color apostando a que el cambio es más profundo, la saña con que es atacado el negroamarillo por ciertos sectores de las “Sociedad del Poder”? ¿Por qué los intentos sucios, como el desafuero, por dejarlo fuera? ¿Por qué el temor en determinados sectores del Poder del dinero a que llega a la grande, a la silla, a la presidencia de México?

Preguntan

¿No es algo que debería tomar en cuenta la panza con el pasamontañas que es el vocero del EZLN, para moderar sus críticas, modernidades y groserías? Después de todo, lo único que les ha hecho al negroamarillo es lo mismo que les han hecho los tricolores por décadas, ya deberían de estar acostumbrados y guardar silencio o, en el peor de los casos, usar las formas comedidas que allá arriba han establecido. ¿No sabe el cintura de boiler enmascarado que las críticas duelen más en tiempo electoral, que los balazos en manifestaciones pacíficas? ¿No están sobredimensionando los ezelenitas la contrarreforma indígena que volvió a ponerlos frente a la oscura puerta de la guerra a mediados de 2001? ¿No pueden dejar pasar o, en su defecto, sacar un largo texto que sólo leen unos cuantos, el hecho de que las legislaciones, aprobadas por unanimidad por PRI, PAN y PRD, le han dado soporte jurídico a lo que un dirigente indígena llamo la “privatización de la vida”? ¿No se dan cuenta que con esa grosera estridencia le sirven a la derecha, al retorno del otro innombrable, y a la “sociedad del poder” a la que dicen combatir?

En suma, preguntan: “¿por qué, si los zapatudos dicen que el negroamarillo y quien lo abandera en la carrera presidencial, es lo mismo que el truhán tricolor y el infumable del blanquiazul, por qué entonces lo atacan algunos poderosos (ojo, algunos, no todos, no los que son más entre los más)?

Parte de la respuesta está ahora frente a mis ojos. Estuvo en la reunión preparatoria con organizaciones políticas y en la que se realizó con las organizaciones indígenas. Estará también en la que se realice con organizaciones no gubernamentales, grupos y colectivos. Volverá a estar en la de individuos y “otr@s”. Otra parte, tal vez la mayor, es la que pretendemos escuchar con la “otra campaña”.

La que arriba temen es que el descontento social, y más en concreto el descontento social ORGANIZADO, no sólo nos encuentre un dique y una administración que lo controle, sino que ese movimiento social organizado trastoque esa esperanza en realidad, que crezca, que se desborde, que empiece a cuestionar todo y, sobre todo, que empiece a construir, abajo y a la izquierda, una alternativa social, un nuevo país, una nueva sociedad, un nuevo mundo.

Al orden que viene de arriba, el que impone con violencia su hegemonía y pretende homogeneizarnos, ustedes y muchos como ustedes contraponen la identificación de las diferencias en tres palabras, que se pronuncian de muchas maneras pero tienen un solo significado: democracia, libertad y justicia.

La Sexta declaración de la Selva Lacandona parte de lo que somos y en dónde estamos los zapatistas del EZLN, es cierto. Pero sigue en el reconocimiento de que ni somos los únicos ni mucho menos los mejores. Sigue en el reconocimiento de que hay otras experiencias y otras organizaciones, es decir, otras historias. Sigue en el reconocimiento de que son muchos los caminos de la resistencia y de la rebelión contra las injusticias, de que son muchas y variadas las diferencias entre esas resistencias y rebeldías, y que son diferentes quienes las llevan adelante. Y culmina con el llamado a intentar, juntos y abandonando todo intento de hegemonizar y homogeneizar, organizar esas experiencias, esas organizaciones, esas historias, en un proyecto con otra forma de hacer política, de izquierda anticapitalista y por una nueva constitución. Un proyecto que se autodenomina “la otra campaña”.

Compañeros y compañeras:

Repetiré lo evidente: nosotros no los estamos invitando a votar por uno u otro candidato, por uno u otro partido político.

Pero también repetiré lo que, según se ve, no es tan evidente: tampoco los estamos invitando a no votar por uno o por otro, ni a abstenerse. Como ya hemos dicho, nosotros los respetamos y respetamos sus decisiones. No seremos nosotros los jueces de lo que hagan o dejen de hacer en el proceso electoral que viene. Si deciden apoyar a alguien o deciden abstenerse, será su decisión soberana e independiente, y en nada afectará lo que ahora les ofrecemos a ustedes y a todos los que se reivindican de izquierda no institucional.

Todas las voces se han respetado y se seguirán respetando. Hay quien ha llamado a apoyar a López Obrador. Hay quien ha llamado a lanzar un candidato independiente y ha dado un nombre como propuesta. Hay quien ha llamado a promover la abstención. Y hay quienes, la mayoría hasta ahora, piensan no en el proceso electoral venidero sino más allá y, en ese sentido, no les angustia la definición de la “Otra Campaña” respecto al apoyo o rechazo a uno, el lanzamiento de un independiente o la abstención.

Si hasta ahora la información en los medios de comunicación se ha cargado a lo electoral ha sido en parte por nuestra palabra, que empezó para aclararles dudas a personas y organizaciones que nos identificaban como de un lado, y siguió y seguirá definiéndose frente a ese lado.

Lo que estamos haciendo ahora nosotros es trazar una línea clara. Una línea que no sólo fue difusa en otras ocasiones, sino, que en alguna, fue de apoyo a unos y de rechazó a otros. Muchos de ustedes fueron parte de esos otros. Para nadie es un secreto la cercanía y simpatía que teníamos, como zapatistas, con el neocardenismo y el perredismo que se congregaba en torno al señor Cárdenas Solórzano, incluyendo a López Obrador pero no sólo a él. Todo eso ha cambiado y llevamos años diciéndolo pero, como no había elecciones, no nos escucharon. Revisen la posición del EZLN a partir de mayo de 2001 y verán que lo que ahora decimos es sólo una continuación y una ratificación de lo que hemos dicho a lo largo de estos 4 años.

Lo seguiremos haciendo hasta que consideremos, nosotros y nadie más, que le ha quedado claro a quien debe quedarle claro, y hasta que allá arriba abandonen definitivamente la esperanza de que el proyecto de control que se ofrece, incluye controlar al zapatismo del EZLN que, dicho sea de paso y precisamente frente a ustedes, no es el único zapatismo, ni la única rebeldía, ni somos tampoco los únicos reticentes a los intentos de domesticación.

Las reuniones de la de la “otra campaña” y de la Sexta seguirán. Habrá después una primera reunión general con quienes se adhirieron. De ahí saldrá un primer esbozo de lo que sigue, pero ya definido no sólo por el EZLN sino por todas y todos adherentes. A partir de ahí, la “otra campaña” no será sólo zapatista, sino de todos y todas los que la hagan suya.

Las campañas electorales, empezarán y serán lo que hasta ahora han sido, una patética exhibición de spots publicitarios. La “otra campaña” empezará antes, después o simultáneamente. Las campañas electorales culminarán. La “otra campaña” seguirá. Serán las elecciones. La “otra campaña” seguirá. Habrá cambio de gobierno. La “otra campaña” seguirá. Vendrán las crudas y las desilusiones. La “otra campaña” seguirá. Tal vez entonces, y sólo entonces, la “otra campaña” se revelará como lo que pretende ser: la construcción de “otra cosa”. Algo que, como todo lo que surge de abajo a de izquierda, parece imposible la víspera.

Compañeros y compañeras:

Ya para terminar nuestra intervención, les voy a contar una historia. Unas partes me las relataron los compañeros y compañeras zapatistas y otras las vi y viví. Si hay algunas imprecisiones, dejémosles a los historiadores su aclaración. Con sus hechos comprobables, sus leyendas, sus imprecisiones y sus vacíos, ésta es parte de nuestra historia, la historia del EZLN.

Este lugar donde estamos era una finca de nombre “Campo Grande”. La historia de este lugar es una síntesis apretada de la historia de los indígenas chiapanecos. Y, en algunas partes, de todos los indígenas del Sureste Mexicano, no sólo de los zapatistas.

“Campo Grande” hacía honor a su nombre: más de mil hectáreas de buena tierra, en planada, con agua abundante, caminos especialmente hechos para sacar ganado y maderas preciosas, pistas de aterrizaje para que los dueños no se empolvaran o enlodaran transitando por los caminos de terracería, y pudieran llegar a sus avionetas, miles de indígenas a quienes explotar, despreciar, violar, engañar, encarcelar, asesinar. Entonces, la reforma agraria del PRI, de la revolución institucionalizada, se concretaba en Chiapas así: las tierras buenas y en planada para los finqueros; los pedregales y los cerros para los indígenas.

El dueño de “Campo Grande” fue Segundo Ballinas, conocido entre los habitantes de más edad de estos rumbos como un asesino, violador y explotador de indígenas, principalmente de mujeres, niños y niñas. Después la finca se fracciono: una parte se llamó “Primor” y su dueño fue Javier Castellanos, uno de los fundadores de la Unión de Propietarios del Segundo Valle de Ocosingo, una de esas asociaciones con las que los finqueros disfrazaban sus guardias blancas; otra parte se llamó “Tijuana” y su propietario era un coronel del Ejército Mexicano, Gustavo Castellanos, que mantenía sojuzgada a la gente con su guarnición personal. Y otra parte fue propiedad de José Luís Solórzano, miembro del PRI y su candidato a distintos puestos, conocido en la zona por sus promesas incumplidas, sus mentiras descaradas y su trato prepotente y despectivo hacia los indígenas. Así que en estas tierras se sintetizaba el Poder en Chiapas: finqueros, ejército y PRI-Gobierno. Para esa maltita trinidad, Chiapas podía ser un potrero para ganado, una hacienda para ejercer el derecho de pernada incluso con niñas, un campo de tira sobre blancos humanos, y uno de los laboratorios de los más moderno de la “democracia” del PRI: aquí no era necesario conocer los candidatos, ni siquiera sus nombres, ni sus propuestas, ni saber la fecha de la elección, ni cuáles eran las opciones, ni tener identificación. Vaya, ni siquiera era necesario acudir a las urnas.

En cada proceso electoral, en la Cabecera de Ocosingo, en los locales de las asociaciones de propietarios y ganaderos, se pagaba con una torta y un refresco la jornada llenando boletas electorales. Claro que esa “democracia” tenía sus excesos: en alguna de las elecciones antes del año del 94, el PRI obtuvo más del 100% de la votación. Tal vez fueron demasiadas tortas y refrescos.

En un agosto como éste que nos recibe aquí, pero en el año de 1982, los finqueros y sus guardias blancas desalojaron con violencia a los habitantes del poblado Nueva Estrella. Balacearon, golpearon y tomaron presos a los indígenas varones. Algunos fueron asesinados. A las mujeres las pusieron a parte y las obligaron a ver cómo quemaban sus casas. Les quitaron todo. Al tiempo regresaron. Cuando todavía alguien les pregunta por qué regresaron después de todo lo que les hicieron, ellos responden con este gesto.

En 1994, el primero de enero, miles de indígenas de esta zona tzeltal, junto con miles más de la zona tojolabal, chol y tzotzil, después de 10 años de preparación, se cubrieron el rostro, cambiaron de nombre y, nombrados colectivamente como “Ejército Zapatista de Liberación Nacional”, se alzaron en armas. Los finqueros huyeron, lo mismo hicieron sus guardias blancas, y dejaron abandonadas las armas sobre las que sustentaban su dominación. Los zapatistas recuperaron las tierras. Ojo: no las “tomaron”, sino que las “recuperaron”. Así llamaron los compañeros y compañeras a este acto de justicia que hubo de esperar decenas de años para cumplirse. Estas tierras que fueron de indígenas y que fueron usurpadas, ahora vuelven a ser de indígenas. Han sido, pues, recuperadas. Las tierras se repartieron. Cientos de familias indígenas, que antes se amontonaban en un espacio de 2 hectáreas, fundaron, junto a otros indígenas sin tierra de otros poblados de la zona, este poblado zapatista que hoy nos recibe. Este poblado ahora habitado, entre otros, por aquellos que fueron atacados por los finqueros en 1982.

Este poblado zapatista se llama “Dolores Hidalgo” y, según me cuentan los fundadores, veteranos del alzamiento de 94, el significado de “Dolores” es el del dolor que tenemos de más de 500 años de resistencia, y el nombre de “Hidalgo” es por Don Miguel Hidalgo y Costilla que luchó por la Independencia de México.

Fíjense que dijeron “500 años de resistencia” y no “500 años de dominación”. Es decir, a pesar de la dominación, nunca se ha dejado de resistir a ella. Y cuando hablamos de la dominación, es decir, cuando contamos nuestra historia, hablamos también de la resistencia. Y ahora no estoy hablando de nuestra historia como EZLN, sino de nuestra historia común, la que compartimos con ustedes, con sus organizaciones y sus movimientos. Nuestra historia común es que, donde alguien dice “Mando y dominio”, nosotros, ustedes, decimos “resisto y me rebelo”.

Pero los zapatistas que fundaron “Dolores Hidalgo”, no se refieren sólo a la resistencia. Nombran también el dolor de ella. El dolor de lo largo del camino, el dolor del cansancio, el dolor de quienes traicionan en el trayecto, el dolor de las derrotas, el dolor de los errores, y, sobre todo, el dolor de seguir adelante a pesar de todos los dolores.

De su historia como organización y como movimiento, de sus dolores, de su resistencia y rebelión, nos contarán ustedes. Seguramente, en más de una historia nos reconoceremos. Muchas de otras nos parecerán ajenas. Pero en todas iremos aprendiendo de ustedes. Y les diremos lo que ya les hemos dicho a otros: que queremos seguir aprendiendo. Aprenderemos, con ustedes y con mucho más como ustedes, a bien pensar, bien decir y a bien sentir cuando digamos: “compañero, compañera”.

Bienvenidos Compañeros, bienvenidas compañeras.

Muchas Gracias.

 

La otra campaña: Lugar reunión con Organizaciones y Movimientos Sociales

Lugar reunión con Organizaciones y Movimientos Sociales


Miércoles, 17 Agosto, 2005

El EZLN anuncia el lugar de la reunión preparatoria para la otra campaña con Organizaciones y Movimientos Sociales que suscriben la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. La llegada es el viernes 19 de agosto, la reunión el sábado 20 y el regreso el domingo 21. El lugar en la comunidad zapatista de Dolores Hidalgo, en el MAREZ "San Manuel", del Caracol de la Garrucha.


EJERCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL. MÉXICO.

16 de Agosto del 2005.

A tod@s I@s que suscriben la Sexta Declaración de la Selva Lacandona:

Compañeros y companeras:

Conforme lo habíamos anunciado, la siguiente reunión preparatoria para la "otra campaña", es la de Organizaciones y Movimientos Sociales que suscriben la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. La llegada es el viernes 19 de agosto, la reunión el día sábado 20 y el regreso el domingo 21.

El lugar será en la comunidad zapatísta de Dolores Hidalgo, que se encuentra a un costado, o sea cerquita, del antiguo poblado de Nueva Estrella. El poblado está en el MAREZ "San Manuel", perteneciente al Caracol de la Garrucha. Hay dos formas de llegar: la complicada y la más complicada.

La complicada es, de Ocosingo, ir a San Miguel, agarrar para la izquierda rumbo a San Rafael (que es donde fue la reunión de organizaciones políticas y ahí pueden preguntar) y seguirse de largo, hasta Agua Dulce. Ahí agarrar para Monte Líbano pero no hasta allá, sino que antes, como a una hora de Agua Dulce, está una pequeña desviación para Arena y para Dolores Hidalgo, ahí van a estar las mantas y ahí nomàs está el poblado donde va a ser la reunión. Los tiempos estimados son: de Ocosingo como una hora y media a San Miguel, y como otras dos horas o dos horas y media a Dolores Hidalgo. O sea como 4 horas desde Ocosingo.

La más complicada es: saliendo de Ocosingo no agarrar para San Quintín, sino para Toninà, y en el crucero de Quexil agarrar para Agua Dulce. Se pasa por San Pedro y Pamalá (donde pueden preguntar si van bien} y ya más adelante está Agua Dulce, ahí agarrar rumbo a Monte Líbano y, como una hora después, estarán las mantas y el pueblo de Dolores Hidalgo. Los tiempos aproximados son como de 40 minutos desde Ocosingo hasta Quexil; otros 40 minutos a Agua Dulce, y una hora más a Dolores Hidalgo. O sea como 2 horas y media desde, Ocosingo. O sea que es más complicado pero más corto.

Si no entendieron nada, no preocuparse porque de por sí yo tampoco sé cómo mero se llega de allá para acá. Seguro los del Frayba lo saben bien y tal vez les dan un mapita y unos caramelos (para el coraje cuando se pierdan). Tal vez piensen que lo estamos haciendo complicado para ver si de veras están muy decididos pero no, lo que pasa es que así llegó el reparto del trabajo en los pueblos. Como quiera no se tarden, porque esta faja me .está matando (lo que uno tiene que hacer para recuperar su "sex appeal" -suspiro-).

Por la Comisión Sexta del EZLN.

Desde las Montañas del Sureste Mexicano.


Subcomandante Insurgente Marcos.
México, Agosto del 2005.

 

La otra campaña: Reunión con pueblos indios, 14 agosto

Reunión con pueblos indios, 14 agosto


Martes, 16 Agosto, 2005

Algunos puntos que se señalaron, algunas respuestas. Palabras finales del SCI Marcos en la reunión entre el EZLN y pueblos indios, 14 agosto del 2005.


Bueno, buenos días compañeros, compañeras. Vamos a decir unas palabras, algunos comentarios sobre lo que estuvieron diciendo ayer y algunas declaraciones. Después de eso vamos a pasar a reunirnos en las reuniones bilaterales y ya de una vez les agradecemos a los de la prensa que hayan venido, ya se van a poder retirar. A ver si cada vez que vienen, al final, suscriben la Sexta Declaración de la Selva Lacandona.

Compañeros y compañeras de Organizaciones Indígenas y Pueblos Indios que pudieron venir hasta acá, y a quienes no pudieron llegar pero están de acuerdo con la Sexta Declaración y con participar en la Otra Campaña.

Queremos decirles algunas palabras de lo que escuchamos en esta reunión y de otras cosas.

.- Ofrecemos respeto a ustedes y a su trabajo. No somos ni seremos jueces de sus decisiones. Aceptan lo que aceptan, negocian lo que negocian, rechazan lo que rechazan, se alían con quien se alían, votan o no votan, por uno, por otro o por nadie. Sólo les pedimos que nos hablen claro, y que no se llamen a engaño sobre nuestra posición. Recuerden que estamos proponiendo hacer alianzas, basadas en el respeto mutuo, pero sin acuerdos de cúpula, o sea arriba, a espaldas de sus bases, ni negociar movimientos sin el consentimiento de quienes los realizan. Apoyaremos todas las decisiones que tomen ustedes junto con sus compañeros. A las organizaciones y pueblos que tienen otro camino y otro modo, y viven, trabajan y luchan en los mismos territorios que las comunidades zapatistas, les decimos que hablen con las JBG, ahí encontrarán respeto y verán que ellos buscan el acuerdo, sin pedir que cambien de organización o de camino. Recuerden que el EZLN respeta a las comunidades que lo forman y no manda, sino que es mandado. Si sabemos de una injusticia o mal camino, hablamos con nuestros compañeros bases de apoyo y los convencemos de cambiar con la misma presión de la comunidad. Les decimos que estamos de acuerdo con ustedes en que no debemos competir, la competencia viene de otra palabra, la palabra que nos divide, no se trata quién es más grande o quién tiene más fuerza o más avances, sino que se trata de reconocernos como palabras del mismo tamaño, que son diferentes, pero que caminan abajo por lo mismo, que es nuestra dignidad indígena.

.- Vemos también, por todo lo que se dijo aquí, que es necesario avanzar como Pueblos Indios, dentro de la otra campaña. Eso va a necesitar que hacemos un esfuerzo extra, porque hay que hacer lo otro y, además hacernos a nosotros mismos, como lo que somos. Ustedes saben que el modo indígena tiende a lo colectivo, no al individuo. El esfuerzo de los Pueblos Indios y de sus organizaciones será formar, creemos, un colectivo de colectivos.

.- Queremos agradecer la sinceridad de los compañeros que nos criticaron como los del CIPO Flores Magón y esperamos que ésta siempre sea la norma en sus relaciones con nosotros. De ellos y de todos los que se sumen a la Sexta y a la otra campaña esperamos esta sinceridad. Aceptamos la crítica, de lo que señalan de que se le dio más atención a personalidades y a lo internacional, desatendiendo a los pequeños. Haremos un esfuerzo porque esto no vuelva a ocurrir. Pero les decimos que no desatenderemos ahora a los otros. En cambio multiplicaremos nuestros oídos y nuestras palabras, por eso vamos a salir, y encontrarán en nosotros un oído atento y una palabra hermana, lo mismo organizaciones y personas de nuestro país que no son muy conocidas y no tienen renombre, que las de otros países que están en la misma lucha antineoliberal, porque veremos su corazón, no la importancia de su nombre en los medios de comunicación; hablaremos y escucharemos lo mismo a gente sencilla y humilde, que a personalidades que ponen la luz, que nadie les regaló sino que conquistaron con su esfuerzo, al servicio de los jodidos de todo el mundo. No convertiremos al zapatismo, ni a la otra campaña, en un movimiento anti-intelectual ni chovinista, nos esforzaremos por darle su justo valor a la reflexión y a la teoría, así como a las luchas que en América Latina y el mundo tienen muchos colores, muchos modos y lenguas, y un solo pensamiento: por la humanidad y contra el neoliberalismo.

Por otro lado, el EZLN nunca ha dicho que la lucha indígena o la autonomía surgió con él, este planteamiento corresponde más a otras organizaciones indígenas, que han tenido celos ridículos en este aspecto y que, como lo han demostrado, desaparecen a la hora que ven que no les disputamos los puestos gubernamentales o los viajes al extranjero.

También les decimos claro, con la misma sinceridad con la que nos hablaron, que no compartimos la crítica a las personas y organizaciones que acompañan y apoyan la lucha de los pueblos indios. Estas personas y organizaciones, algunas de ellas vinculadas al sector progresista de la Iglesia católica, optaron: pudieron optar por los ricos y sus campos de golf, sus comidas en restaurantes de lujo, sus buenos vinos, sus buenas ropas, pero, en lugar de eso, optaron por los pobres. Y no sólo renuncian a comodidades que pudieran tener, a veces también renuncian a la tranquilidad y hasta a la vida. Y aquí recordamos a Digna Ochoa y Plácido, que fue asesinada por haber optado por gente como nosotros. Gente con la misma decisión y compromiso de Digna hay en muchas partes, en ong´s y en diversos esfuerzos. Nosotros pensamos que la libertad que anhelamos nacerá también de su esfuerzo y pretendemos que en el “nosotros” que queremos construir ahora con la Sexta, encuentren ellos un lugar digno, en el que reciban respeto y atención como cualquier otro, no más pero tampoco menos.

Otras cosas que escuchamos. No todas. Ya los compañeros y compañeras de la revista Rebeldía nos mandarán a todos la relatoría y la síntesis.

.- Cuando estamos escuchando su palabra, hubo dos de ellas que sirven para definir lo que queremos como EZLN en la Sexta y en la otra campaña. Son los nombres de dos organizaciones: El OIDHO, son hermanos de Oaxaca y el Fray Lorenzo de la Nada, que son compañeros aquí de Chiapas. Eso es lo que queremos ser nosotros, el oído para los que somos nadie y se nos considera como que somos nada

.- Vimos también cómo plantearon su lucha propia las mujeres, el lugar que tienen que conquistar entre nosotros, defender los avances que han logrado y no conformarse. Señalaron también el papel positivo de la mujer en la comunidad indígena.

Una compañera insurgenta, Toñita, que está aquí, me dijo pues, que, ahora sí que por mi voz habla la voz de Toñita porque le da pena hablar con ustedes, que estuvo muy de acuerdo con las compañeras que hablaron de eso y que ella dice que hay que unirse todas las mujeres para cambiar su modo de los pinches hombres, textual. No hablaba de mí.

.- Los hermanos y hermanas de la Nación P’urhépecha nos señalaron una tarea pendiente. Hay que hermanar en este movimiento a los que no están, porque muchos no pudieron venir, o todavía están pensando o no conocen lo que estamos planteando. Que hay que avanzar en la unidad del movimiento indígena.

.- Sobre los tiempos electorales, pensamos que la cita de RFM, que nos regalaron los compas de OIDHO, viene muy al pelo y sintetiza el sentir de muchos de nosotros. Nosotros coincidimos en que la solución no está en un hombre, pero tampoco en una organización ni en un solo camino. Sino que muchas organizaciones y muchos caminos, con un destino. Hay críticas al Congreso Nacional Indígena que ya hemos escuchado, y es cierto que algunos usan el nombre para andar de un lado a otro, sin representar a nadie, y muchas decisiones se centralizaron. El anhelo de una palabra representativa es legítimo y lo apoyamos.

.- Saludamos el décimo aniversario de la Policía Comunitaria y esperamos su convocatoria para asistir.

.- A los hermanos ñahñhú.- La explicación que nos dieron refleja el dolor que nos causan los que están arriba, pero también la indignación y la rebeldía que nos está hermanando. Han sido muy claros al señalar ellos que el camino de la autonomía es el camino de la liberación para los pueblos indios.

.- Los compañeros del Foro Maya Peninsular, insistiendo en que cada quien en su tiempo y modo, debemos defender la identidad indígena, llaman a que rescatemos la historia, la historia de los pueblos indios con foros, encuentros, talleres y que siempre mantengamos la bandera de defensa de la autonomía.

.- Los compañeros y compañeras de la Región Centro Pacífico del Congreso Nacional Indígena han denunciado con mucha claridad la unanimidad de los partidos políticos, o sea, que todos se pusieron de acuerdo, todos los partidos políticos en aprobar leyes, como la ley del agua, de la minería, de la biodiversidad, de los recursos genéticos. Y que esas leyes lo que están haciendo es destruyendo, no sólo el patrimonio de los pueblos indios sino el patrimonio de la nación. Recibimos el ofrecimiento de los compañeros huicholes nos ofrecen a todos su casa, están convocando a una reunión del Congreso Nacional Indígena y quedaron que después nos mandan la convocatoria.

.- Los hermanos del caracol de Zirahuén que nos transmitieron el dolor por la muerte de Efrén Capíz igual que los compañeros de la UCEZ. Nos están contando una historia que se va a repetir en todas las organizaciones y pueblos indios, compañeros que se están enfrentando contra caciques, por defender la naturaleza, contra desarrollos turísticos que no dejan nada a los pueblos y el ejemplo de Pátzcuaro es muestra de lo que el neoliberalismo propone como destino para los pueblos indios y su entorno: una letrina. Una fosa séptica dijeron ellos, pero es una letrina para nosotros.

.- Los hermanos de Nurío nos dejan claro que se suman y también nos invitan a ir a visitarlos.

.- En el caso de las compañeras de Huayacocotla en Veracruz. Si digo mal los nombres me disculpan, porque estoy aprendiendo. Zenzonapa, Atempa e Ilamatlán. Es indignante, dicen claro que nadie les hace caso. Imagínense la indignación de esas gentes cuando ven el anuncio, los comerciales de Fox, de Xóchitl Gálvez, del gobierno del cambio, todas las mentiras que dicen y están viendo que ahí anuncian que hubo apoyos para su pueblo y ellos no recibieron nada. Hay una televisora privada que tenía un anuncio que ponía un micrófono en varias partes y decía que ofrecía darle voz a todos, sería bueno que, ya que están aquí y que estas compañeras también están aquí, que les dieran voz a estas mujeres. Y que los pusieran en el mismo… ¿cómo le dicen? El horario estelar que tienen los anuncios de Fox y de Xóchitl Gálvez y del gobierno del cambio. Estas mujeres dicen claro una cosa: Los políticos ganan dinero por no hacer nada.

El Consejo Cultural Mankense de los hermanos de Chiapa de Corzo nos están haciendo un llamado que se repite también en todas las organizaciones y pueblos indios que es la recuperación de la historia. Recibimos su invitación para ir para allá y así lo haremos

.- Los compañeros del CNPI, Consejo Nacional de Pueblos Indios ¿es así? ¿perdón? ¿sí? Coordinadora, perdón, Nacional de Pueblos Indios, que vinieron de San Felipe Ecatepec, que los conocimos el primero de enero porque ahí pasamos cerca de su comunidad y del estado de Veracruz. Nos están llamando también a algo que entendemos bien como pueblos indios que es el respeto a la tierra y le ponen nombre u otro nombre a esa tierra y nos dicen que es la madre.

.- Los hermanos Xochimilco zapatista nos enseñan la doble defensa que significa para los pueblos indios la defensa de la naturaleza y la defensa de la identidad indígena y nos ponen un ejemplo más, muy zapatista por cierto, de la grandeza de lo pequeño. Hicieron un caracol en una chinampa.

.- Los hermanos que están presos en Santa María Ixcotel. Es otra vez la muestra de lo que pasa con los pueblos indios a pesar de tantas promesas y tantas reformas constitucionales. Están en la cárcel reprimidos por organizarse para defender sus derechos y defender la naturaleza. No por robarse dinero, no por comprar acciones en una empresa, no por ser diputados o senadores o gobernadores. Están por defender sus derechos y defender árboles, el agua, la tierra.

.- Están también los hermanos otomíes, mazahuas, triques, nahuas, que nos cuentan su historia y su lucha en la ciudad de México y nos dicen una cosa, lo que es realmente el proyecto del Centro Histórico. Esto es importante porque López Obrador, en entrevista a los periódicos norteamericanos ofrece, como proyecto de gobierno, lo mismo que hizo en el Centro Histórico, hacerlo en todo el país. Lo que dicen los hermanos otomíes, mazahuas, triques, nahuas que nos hablaron, nos dice quiénes salen y quiénes entran del Centro Histórico. Salen los que están trabajando, los que están en la calle, los indígenas y están entrando los Slim y todos los empresarios que invirtieron en esa remodelación. También nos dicen que los bandos de gobierno del Distrito Federal en realidad son trampas para despojarlos de sus viviendas. Todo esto, ya que dicen que yo estoy loco y estoy a punto de ir al diván psicoanalítico, todo esto debieran tomarlo en cuenta los que avalan incondicionalmente a López Obrador como opción de gobierno.

.- Los hermanos de la Nación P’urhépecha otra vez, nos hablan de las mañas de paraestatales como PEMEX y Comisión Federal de Electricidad que despojan a los pueblos indios de sus tierras, no los indemnizan y destruyen lo que van tocando. Nos señalan la necesidad de establecer coordinación y enlace, de que definamos como pueblos indios puntos para ponernos frente a las otras organizaciones como indígenas, y también señalan la necesidad de un plan mínimo de acción para unir nuestros esfuerzos.

.- Los hermanos de las Abejas, que de eso saben mucho, nos dicen que el gobierno no cumple y que por eso se organizaron. Y nos ponen un ejemplo muy claro: Mientras el pueblo forma servidores, el gobierno forma capataces, no trabajan, y viven del trabajo de otros. Y cuestionan duramente la diferencia entre los gobiernos de la autonomía, o sea, los que forman los mismos pueblos y los gobiernos que son los institucionales. Sobre que no cumplen los gobiernos, ellos más que nadie nos pueden decir que ya van a ser ocho años de la matanza de Acteal y los que lo hicieron, los que lo patrocinaron, están sueltos.

.- Los hermanos de Yomlej nos llaman la atención de que hay que tomar en cuenta los modos de cada organización y no hay que tratar de hacernos todos como un solo modo.

.- Los compañeros de la UCEZ del finado Efrén Capiz nos convocan a todos para que sobre sufrimientos comunes levantemos una gran rebeldía. Ahora nos enteramos que estos hermanos escribieron la Sexta igual que nosotros, pero nosotros tardamos más en hablarlo. Porque ellos lo planteaban ya, en octubre del 2001.

.- Los compañeros de Unión Hidalgo otra vez repiten la historia de la represión por defender sus derechos. Nos dicen claramente, sin esconderse, que hay gente suya en el PRD y en otros partidos políticos, cosa que respetamos. Y nos dan una historia de los problemas que tienen como autoridad.

.- Los hermanos tenek, pame y náhuas de la Huasteca Potosina se manifiestan claramente en contra de los políticos que sólo usan a los indígenas para sus intereses.

.- Las compañeras de la Misión de Bachajón insisten en un problema que venimos arrastrando todas las organizaciones y pueblos indios, que hay división entre organizaciones y señalan que aparte de la lucha como indígenas está la lucha como mujeres.

.- Los hermanos del Fray Pedro Lorenzo de la Nada buscan el reconocimiento del trabajo que hacen como promotores y de otros proyectos. Proponen algo que nosotros consideramos muy nuestro, y que a veces olvidamos: Nos dicen que a la hora de responder el cómo vamos a hacer, quepamos todos.

.- Están los hermanos y hermanas de San Pablo Oztotepec que hacen un estudio muy completo de la lucha histórica por su lugar como indígenas y la actualidad de los Acuerdos de San Andrés en sus demandas. Señalan algo que se olvida, que es la importancia de los pueblos indios en la Ciudad de México, desde todos los puntos de vista y hacen un señalamiento que no hay que olvidar: la poca respiración que tiene la ciudad de México, es por el cuidado de los indígenas de sus tierras. Despojarlos de ellas como están haciendo con asentamientos urbanos, inmobiliarias y todo lo que están haciendo es, para la ciudad de México, un suicidio.

.- Los compañeros de la Sierra Juárez de Oaxaca. El compañero Aldo hizo una exposición muy completa sobre las nuevas amenazas que enfrentan los pueblos indios. Nos dice él: la privatización de la vida se está llevando adelante y hay leyes que fomentan esa privatización. Dice los legisladores, aunque no dice los nombres de los partidos políticos. Dice que el argumento para rechazar los Acuerdos de San Andrés es que iban a fraccionar el territorio nacional y con las leyes que ellos están haciendo, están partiendo nuestro país. Protegen a las trasnacionales. Propone que avancemos en la discusión y definición del concepto de Nación y Soberanía Nacional. Y señala algo importante, no es lo mismo cómo concebimos como pueblos indios, la nación y la soberanía nacional a como lo conciben otros. Llama también a seguir con el intercambio de experiencias en todo el país, en los pueblos indios con Autonomía. La compañera que habló, que provocó aplausos callados de las insurgentas que están aquí conmigo, señaló las nuevas amenazas que hay sobre la mujer, algunas ya viejas también como los trucos para degradar a la mujer, la violencia de los hombres sobre ellas, sus mismos compañeros y también los otros trucos que usan los gobiernos para esterilizarlas.

.- Los compañeros cafetaleros de Oaxaca señalan pues, cómo los gobiernos negocian con las demandas de los compañeros, en este caso, un camino a cambio de la madera y cómo ellos se oponen y hacen su resistencia. Recibimos su invitación para ir para allá, así lo vamos a hacer.

.- Los Migrantes Indígenas de la Ciudad de México nos traen un problema nuevo. Yo digo que no es nuevo pero es nuevo que se plantee, que hay que hacer una reflexión sobre el indígena urbano. Siempre los pueblos indios y los indígenas se refieren a la tierra como explicaron muchos y en este caso no hay un entorno natural. Sin embargo, ellos están insistiendo en constituirse como pueblos indios y defender esa identidad. Proponen pues, el trabajo de concientizar, lanzan el llamado a hacer Coordinación indígena nacional de todos los pueblos indios y que empecemos a discutir sobre la cuestión constitucional.

.- Los compañeros ñahñhús del Valle de Mezquital nos ponen un ejemplo de avance: las cooperativas que tienen en los balnearios y cómo la generación de la riqueza es colectiva y es colectivo su disfrute. Nos dan un ejemplo de cómo trabajan los legisladores que se ponen a hacer leyes y ni siquiera conocen lo que aprueban o rechazan. Señaló claramente que hay, entre sus compañeros, mucha inconformidad con las críticas del EZLN a López Obrador y al PRD y demandan también que se critique al PAN y al PRI.

.- Finalmente los compañeros de Huicholes y Plaguicidas nos dieron una gran plática pues, que tenemos que seguir estudiando, sobre cómo está amenazando a la vida, la tecnología orientada por la ganancia y nos dicen, no tenemos información, de por sí no la tenemos, y lo que está pasando es que los pueblos se convierten en promotores inconscientes de esta destrucción de la naturaleza.

Esto es más o menos a grandes rasgos los problemas que se plantearon, lo que se señaló en esta reunión. Aparte vamos a hablar con cada una de estas organizaciones. Como señalé aquí, cuando menos dos organizaciones dijeron claramente que son compañeros que están haciendo acuerdos como los hermanos que en el DF consiguieron proyectos de vivienda en el gobierno del Distrito Federal, otros que de plano están trabajando con el PRD y otros que tienen simpatías por él. No se maltrató a nadie, se les escuchó con respeto, comieron lo mismo que todos nosotros y durmieron igual que nosotros. Ahí estamos cumpliendo nuestra palabra. Pero también les dijimos que no se llamen a engaño, que cada vez que se pueda, vamos a hablar sobre este asunto.
-----------------------------------

Sobre la polémica con el Partido de la Revolución Democrática (PRD).-

En estos días, el 10 de agosto, en el periódico mexicano La Jornada, salió la siguiente nota:

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) decidió dar por concluido el debate derivado de las apreciaciones del subcomandante Marcos en torno a ese partido. "Deseamos suerte al zapatismo en su recorrido por el país", señaló el Comité Ejecutivo Nacional perredista. En un comunicado, señala que se acepta la justeza del reclamo por la aprobación de la ley indígena en el Senado al inicio de este gobierno. Admite que se cometió un yerro, el cual -afirma- se corrigió en la Cámara de Diputados. También se acepta que en Zinacantán se actuó contra comunidades zapatistas y se reconoce que hubo agresiones, pero se aclara que no se secuestró ni torturó a ninguno de sus integrantes. Además, precisa que la relación del PRD con comunidades ha sido difícil en Altamirano, Las Margaritas y Ocosingo. "En todos los casos, los esfuerzos por conciliar no satisfacen ni hemos buscando deslindarnos del zapatismo, pero no somos ni sinvergüenzas ni bribones ni seguiremos en dinámica de dimes y diretes", precisó. 10 de Agosto del 2005.

En sentido contrario, el EZLN declara que no da por concluido nada. A la dirección perredista le decimos: Hombre, con su permiso, pero nosotros apenas estamos empezando. Además, ya son varias las veces que han dicho que no van a responder y como quiera responden. Y, como esta vez, responden con mentiras. Dejando de lado eso de nos desean suerte en el recorrido por el país (nomás estábamos esperando eso, ahora ya estamos tranquilos, era su venia la que nos faltaba), dice la dirección perredista que corrigió en la cámara de diputados el yerro cometido en el Senado. Como han explicado aquí ampliamente los compañeros y compañeras de la Región Centro-Pacífico del Congreso Nacional Indígena, y de la UNOSJO de la Sierra de Juárez, en Oaxaca, los diputados del PRD, aliados con los del PAN, el PRI, el PT, el Verde Ecologista y Convergencia Democrática (si me falta uno, chicos, ahí se lo agregan) o sea todos, han completado lo que quedó pendiente en la contrarreforma indígena aprobada en el senado. Los diputados han aprobado POR UNANIMIDAD las leyes que privatizan los recursos naturales (como en el caso del agua, el subsuelo, la bioseguridad y los organismos genéticos) y que además fraccionan la Nación mexicana, con legislaciones que fueron elaboradas no en la junta de legisladores, sino en las juntas de accionistas de empresas como la Monsanto. El cumplimiento de los Acuerdos de San Andrés hubiera impedido estos crímenes legislativos.

El voto perredista en el Senado no fue un yerro, fue y es parte de una política de ese partido, misma que sus diputados profundizaron y profundizan con las leyes que aprueban. Y así van a seguir haciendo, si es que se escatima la crítica y no se alza la voz, escondiéndonos detrás del pobre argumento de que no hay que hacerle el juego a la derecha y al PRI. Entonces les decimos claro que, si bien han logrado acallar muchas voces críticas a sus sinvergüenzadas espantándolas con el regreso del PRI o el resurgir de la derecha, nosotros no nos vamos a quedar callados.

Y no sólo porque el regreso del PRI se puede ya apreciar en la plana mayor del PRD y en torno a López Obrador, y porque la derecha ahora viste de negro y amarillo (después de todo, el PRD decide a quién admite en sus filas), sino porque lo que está en juego no es una lista de puestos y cargos, de nóminas y presupuestos, que se van a poner a la venta en las próximas elecciones, sino la existencia misma de una Nación, de su soberanía y de sus habitantes.

El CEN del PRD dice que acepta que en Zinacantán atacaron a los zapatistas, pero no dice que los atacantes siguen tan campantes como perredistas y que son de los apoyos de López Obrador en su campaña presidencial. Dice el CEN del PRD que no secuestró y torturó en Zinacantán. Es cierto, ahí nomás nos balaceó. Donde secuestró y torturó fue en Las Margaritas, y los autores son ahora dirigentes del PRD estatal y promotores de la candidatura de López Obrador a la presidencia.

Dos días después, el coordinador de los diputados federales del PRD y precandidato al Gobierno del Distrito Federal, el señor Pablo Gómez, siguiendo en la línea de sus compinches mandó una carta a La Jornada, publicada el 12 de agosto, dice a grandes rasgos, ahí está la carta si la quieren ver, que:

-Sí, es cierto que estuvo con Marcos y con otros dirigentes zapatistas en Guadalupe Tepeyac, pero que no hubo ningún acuerdo escrito ni hablado, dice textual: “En otras conversaciones que sostuve con líderes zapatistas y con Marcos no hubo “pacto” alguno escrito o verbal sino sólo coincidencias políticas generales”.

Pablito confunde términos, donde dice “compromiso” él pone “Pacto”. Probablemente acostumbrado a su quehacer con los panistas y priístas, piensa que está hablando con ellos. No recuerda lo que dijo en el mitin en Guadalupe Tepeyac, frente a cientos de combatientes. Lástima que no teníamos video para filmarlo.

Él se refiere a que en la carta que le mandamos a un militante perredista, que es don Fermín, hablamos nosotros de que él estableció un pacto. Nosotros no hablamos de un pacto sobre la autonomía, se habla de un compromiso, no “pacto”, con la solución justa y pacífica de nuestras demandas, y con la lucha por los derechos y la cultura indígena. Nunca hablamos sobre la autonomía ni de los Acuerdos de San Andrés.

También dice él que los legisladores del PRD, no es cierto que hayan votado en favor de la reforma constitucional sobre el tema, pues todos los diputados federales perredistas votaron en contra, al igual que los diputados locales.”

Como ya expliqué antes, Pablito es un bribón y miente: los diputados siguieron legislando en contra de la Cocopa y a favor de la contrarreforma indígena. Tal vez no se ha dado cuenta porque está ocupado en su precampaña, pero si revisa lo que han hecho los diputados que dice coordinar verá de lo que hablamos y que ahora, en esta reunión, se detalló en las intervenciones de varias organizaciones indígenas.

Dice también, nos advierte Pablito, que muchas organizaciones que vienen, tienen tratos con el PRD. Aguas, nos dice. Nosotros dijimos: cada quién ha hablado claro y no se ha condicionado. Lo único que hemos pedido es que no quieran convertir la otra campaña en un apoyo a López Obrador, al PRD o a los amnésicos convenencieros como Pablo Gómez.

Dice Pablo Gómez: En cuanto a la gravísima agresión armada de Zinacantán, creo que el PRD debe volver a deslindarse y actuar en consecuencia.

Además de bribón Pablito es un sinvergüenza: Nos dice que “cree” que el PRD debe volver a deslindarse y actuar en consecuencia. Olvida decirnos que él es el coordinador de la fracción parlamentaria del PRD en la cámara de diputados, y que ya lo era cuando fuimos atacados, y que guardó silencio en esos días por simple cálculo político: el PRD estaba hasta el cuello por el escándalo de los vídeos. Él decidió callar sobre Zinacantán, porque vale más un video que un indígena, sobre todo si el indígena no es perredista.

Entonces queremos decirles aquí a los dirigentes del PRD y a sus funcionarios, que no sigan con mentiras, que mejor busquen buenos argumentos para debatir porque si no, además de pensar que son bribones y sinvergüenzas, vamos a concluir que también son… tontos.

Ya para terminar (por esta vez, porque vamos a seguir más luego). El único argumento que, hasta ahora, han esgrimido es que le estamos haciendo el juego a la derecha y, criticando al PRD y a López Obrador, y así vamos a provocar el regreso del PRI.

Dicen que con nuestra actitud estamos tomando posición contra una izquierda que consideramos inconsecuente para favorecer a una derecha consecuente. Pues lo pensamos compañeros, estuvimos buscando la diferencia entre izquierda inconsecuente y derecha consecuente. Dejando de lado que el PRD se ha aliado a esa derecha consecuente en las elecciones de varios estados, entre otros en Chiapas, ¿cuál es la diferencia? ¿El color? ¿Qué una es negra amarilla y la otra azul o tricolor? ¿Las siglas? ¿El escudo o logotipo? ¿El nombre del candidato?

No, sí hay una diferencia entre una izquierda inconsecuente y una derecha consecuente. La diferencia está en que ambas hacen lo mismo, pero una dice que no lo va a hacer.

Más que una revisión profunda de sus propuestas, de sus líneas de acción política, de sus alianzas, de su proyecto de país, el PRD y López Obrador, esgrimiendo la amenaza del retorno de Salinas vía PRI o vía PAN (y olvidando cuidadosamente que ya regresó vía PRD y vía equipo de López Obrador), nos piden a todos que les demos impunidad, fuero, y, para usar términos neoliberales que tanto les gustan ahora, les firmemos, todos, no un cheque en blanco, sino uno con la clara indicación de que destruyan nuestra Patria, destrucción que inició con los gobiernos priístas, siguió con esta especie de comedia que ha sido el gobierno del PAN, y pretende continuarse, ahora con el PRD.

Lo repito: toda la clase política, PRI, PAN, PRD, y los partidos pequeños, será objeto de nuestra crítica. Para nosotros y, por lo que hemos visto en los últimos días en las adhesiones a la Sexta, para mucha gente más, son lo mismo con colores diferentes. Y no porque nos hayamos convertido en el nuevo tribunal que otorgue diplomas, sino porque esa ha sido y es la práctica de esas organizaciones políticas.

Sobre el debate de ideas, propuestas, historias, nada más les decimos que nos disculpen si ahora estamos tardando días en responderles. Es porque todavía estamos acá y tardan en llegar y salir las palabras. Ya que salgamos no vamos a tardar tanto, el mismo día les respondemos y, si gustan, una o varias veces podemos echarnos debates simultáneos: mínimo 7 de ustedes, uno de nosotros; ustedes sin límite de tiempo y de número de intervenciones; nosotros, una intervención y con límite de tiempo. A lo mejor así aprenden a debatir ideas, argumentos y propuestas, en lugar de, como cuando debaten entre sí, intercambiar guiños y caricias.

Mientras tanto, sigan con sus entrevistas, declaraciones, columnas, artículos, rumores, conciliábulos, cartones humorísticos y caricaturas; nosotros seguiremos hablando y, sobre todo, escuchando a otros como nosotros, a otros a quienes, también como a nosotros, ustedes, los de la clase política, han despreciado, humillado y reprimido.

Si somos tan pocos y tan marginales como dicen que somos y ustedes son tan buenos como dicen ser en tiempos electorales, no tienen nada qué temer. La otra campaña será entonces una anécdota más en la larga lista de despropósitos de la izquierda marginal y de muchos que no saben explicar mero qué son, pero sí son claros en lo que no son.

Si, por el contrario, la otra campaña crece, se convierte en un movimiento nacional, amplio, con legitimidad y apoyo, pues entonces ustedes, los que están arriba, en tiempo electoral o ya en los gobiernos, tendrán que empezar a mirar hacia abajo y dar respuestas y soluciones satisfactorias, o si no, pues qué les podemos decir, tendrán entonces que empacar sin esperar a que se cumplan los tres años que señala López Obrador como plazo para revocar el mandato.

Gracias compañeros.

 

La otra campaña: Reunión con Pueblos Indios para la otra campaña

Reunión con pueblos indios


Martes, 16 Agosto, 2005

Palabras de inicio del EZLN
a la segunda reunión preparatoria para La Otra Campaña
Organizaciones indígenas y pueblos indios


Sábado 13 de agosto de 2005,
comunidad Javier Hernández

Palabras de bienvenida del Comandante Gustavo

Buenos días a todos y a todas. Bienvenidos hermanos y hermanas indígenas en todo México. A nombre de mis compañeros comandantes del Comité Clandestino Revolucionario Indígena, Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, les damos las gracias a todos los pueblos indios de México que hayan llegado aquí en este lugar a la invitación por la Sexta Declaración de la Selva Lacandona.

Les saludamos a todos y a todas las organizaciones indígenas que se encuentran aquí con nosotros. Aquí estamos para escuchar sus palabras, para informar al pueblo a dónde nos toca trabajar y el resto de los Comité Clandestino Revolucionario. Y les recordamos respetar los acuerdos del pueblo hasta dónde pueden caminar, ir al baño y a bañarse. Esperemos que están contento aunque hayamos recibido pobremente, pero estamos muy contento con ustedes. Es todo por hoy. Gracias. Le damos la palabra al comandanta Kelly.

Palabras de Bienvenida de la Comandanta Kelly

Buenos días a todas y a todos. A nombre de mis compañeras comandantas del Comité Clandestino Revolucionario Indígena, Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, les damos la más cordial bienvenida a todas las mujeres de los pueblos indios de México. Les saludamos a todas y a todas nosotras como mujeres, tengamos derechos de participar, de trabajar en cualquier tipo de trabajo; derecho de gobernarnos y organizarnos como mujeres; que respeten nuestras culturas, nuestras lenguas como mujeres que somos. Aprendamos a luchar juntas, a caminar para que así tengamos fuerza de hacer nuestros trabajos. Exigimos que nos respeten nuestros derechos como indígenas. Por eso estamos luchando por las trece demandas. Para eso estamos organizando la Sexta Declaración de la Selva Lacandona; para que caminemos juntos. Esperamos que estén contentos y alegres. Nosotras aquí estamos para escuchar sus palabras y sus opiniones. Es todo. Muchas gracias.

Y también le damos su palabra al compañero

Subcomandante Insurgente Marcos.

Buenos días. Sean Bienvenidos todos. Les vamos a pedir por favor a los chicos y las chicas de la prensa que mantengan un lugar y no interrumpan porque luego se van a pelear. Vamos a respetar el trabajo de todos y también les pedimos que respeten la reunión.

Les vamos a pedir a los hermanos que están convocados a esta reunión: organizaciones indígenas, pueblos indios y personas y organizaciones que acompañan su lucha que nos pongamos de pie por favor. Les vamos a pedir que vamos a recordar a dos hermanos que ya murieron y que estuvieron pues, desde ´94, e incluso desde antes, con la lucha por los pueblos indios. Se trata del hermano Efrén Capiz, de los compañeros y compañeras de la Unión de Comuneros Emiliano Zapata de Michoacán y el hermano Pedro de Haro, maracame de los hermanos wixaricari, de los huicholes. Vamos a pedir un minuto de silencio compañeros (...)

Gracias Compañeros.

Bueno compañeros, compañeras que vienen de varias partes de la república y de varias organizaciones indígenas. Queremos platicarles primero de este lugar donde estamos. Esta era una finca antes del alzamiento de ´94. Se llamaba San Juan. El finquero ponía a trabajar a los peones, a rozar monte para hacer potrero y decía que no les iba a pagar hasta que viera el trabajo. Entonces los hermanos pues, limpiaban el monte, el finquero tardaba en llegar y cuando ya regresaba ya está retoñando otra vez el monte. Entonces les decía: no, no rozaron bien. Y no les pagaba, y eran jornadas y jornadas de trabajo y de trampas para no pagarles que les hacía pues este finquero. Como no había agua, los compañeros tenían que hacer pozo para poder sacar agua. El finquero no los dejaba caminar por el terreno hasta que les dejó nada más que pueden caminar por un barranco. Entonces los dejaba sin agua y además los trataba como animales, peor que animales porque ni siquiera por ese barranco, ni pasaban los animales. Les prohibió pues a la gente del lugar que pudiera cruzar por su terreno y les dio la orden a los vaqueros para que persiguieran a la gente del pueblo que entrara a su terreno, o sea, que pasaba por ahí. Ustedes ven pues que hay mucho cuche, o sea, puercos pues, en el pueblo. Entonces a veces se pasaban pues, al terreno de la finca. Los vaqueros agarraban los puercos, los mataban y se los comían. No había indemnización ni nada por el estilo.

En 1994, el primero de enero, el finquero se huyó. La finca quedó en veremos hasta ver a qué acuerdos se llegaba con el gobierno. Finalmente no se cumplieron los Acuerdos de San Andrés y la Comisión Agraria del Municipio Autónomo Rebelde Zapatista, el municipio de este lado que se llama Francisco Gómez repartió la tierra a campesinos sin tierra de varios pueblos y le puso el nombre de Javier Hernández. Javier Hernández era un compañero de aquí de Carmen Pataté, sargento de Milicias del EZLN, que desapareció en los combates de Ocosingo en enero de ´94. Es uno de los varios compañeros que suponemos que murieron y que son de los que aparecieron en las primeras fotos de ´94 con un tiro en la cabeza. El ejército federal nunca dijo qué había pasado con esos compañeros. Desde entonces está desaparecido. Nosotros suponemos que murió en combate y su cuerpo fue enterrado en una fosa común. Esa es la historia de este lugar donde estamos compañeros. Sean pues bienvenidos. El nombre, les recuerdo, es Javier Hernández. Era una finca, ahora es propiedad de los campesinos.

Les vamos a explicar cómo es el formato de esta reunión compañeros. Primero nosotros vamos a hablar, a explicar más o menos algunos puntos de la Sexta que tal vez quedaron pendientes y luego vamos a parar un poco. Y luego en la siguiente vez que nos reunimos, unos diez, quince minutos después, entonces vamos a escuchar su palabra, su pensamiento, lo que traigan las organizaciones y pueblos indios y organizaciones que acompañan que hayan suscrito la Sexta Declaración. Sabemos que hay más observadores, gente que ha llegado. Son bienvenidos pero les pedimos que respeten la palabra de los que ya están de acuerdo porque es con los que vamos a trabajar.

Bueno, entonces aquí, para empezar pues, les quiero contar una historia. Como esta es la reunión de pueblos indios y organizaciones indígenas, pues vamos a tratar de hablar así como es nuestro modo pues, entre indígenas, entre pueblos indios. Y un poco es la historia que cuentan nuestros antepasados mayas, de cómo empezó todo el mundo. Entonces dicen pues, que cuentan nuestros antiguos, que al principio no hay nada y en realidad el mundo se empieza a andar, echa a andar cuando aparece la palabra. Pero no nada más que la palabra aparece así, sino que la palabra, dicen los antiguos, empieza a pensarse a sí misma para dentro, dicen, a reflexionar. Por medio de la palabra los primeros dioses, los que forman el mundo se empiezan a consultar entre sí, se hablan, se ponen de acuerdo y se reflexionan. Y entonces, ya que hacen acuerdo se juntan, juntan su pensamiento y entonces es cuando se echa a andar el mundo. Así empezó todo, con la palabra que se piensa para dentro, o sea, que se reflexiona en el corazón que es espejo para dentro para mirarnos lo que somos. Y ya luego pues fue la palabra que se encuentra con otra palabra. No peleaba la primera palabra, no quiere dominar, no quiere vencer a la otra palabra y es porque la primera palabra que sale, encuentra una palabra que es como su hermana, porque es igual aunque es diferente. O sea, que como que tiene la misma raíz, pero es rama o es hoja del árbol del mundo. O sea, que la primera palabra no estaba sola, sino que había otra palabra y según este pensamiento que es el de nuestros antiguos mayas, el mundo empieza a nacer cuando esa una palabra y esa otra palabra se encuentran y no hacen pleito sino que se encuentran y sacan acuerdo porque se respetan mutuamente entre ambas y se hablan y se escuchan.

Entonces hay acuerdo porque la palabra primera no nace sola sino que tiene el oído y con el oído, escuchando, es como empiezan a crecerse las primeras palabras porque sacan acuerdo y las primeras palabras que se encontraron sacaron acuerdo y primero pensaron el mundo y ya luego lo hicieron. O sea, que no es de que de por sí se pusieron a hacer luego luego el mundo con sus ríos, sus montañas, sus animales, su noche, su día, su sol, su luna y su maíz, sus hombres y mujeres; sino que las primeras palabras, primero pensaron y luego ya hicieron. Pero luego resulta que salió que alguien dice que es mejor que los demás y quiere mandar, quiere tener más y mejor que los demás y entonces, el que quiere mandar más pues, lo roba a otros, les quita lo que tienen por la fuerza, les quita lo que es de otros, lo que tienen, o sea que se dice que los despoja, que quiere decir que les quita lo que poseen. Y entonces, pues también los domina y domina su trabajo, los despoja de lo que producen; o sea que se dice que los explota. Y así nació el que tiene más y mejor. No nació porque así nomás llegó, sino que por causa del despojo y la explotación; y ahí empezó, como quien dice, el problema; porque así como salió quien quiere dominar y domina, también salió quién no se deja dominar. Y entonces, la historia del mundo es la historia de esa lucha entre los que quieren dominar para imponer su palabra y su modo, quitándoles las riquezas a los otros y los que no se dejan dominar, o sea, que se rebelan.

Y estos que se rebelan, que se llaman rebeldes, no es que quieran ser ellos los que dominen sino que quieren que todos parejos sin que haya quienes más y quienes menos. Sin que hay quién tiene porque roba y explota y quién no tiene porque lo robaron y lo explotaron. Quieren estos rebeldes que seamos ramas y hojas del árbol del mundo, cada quién en su lugar y en su modo. Así es como cuentan nuestros antepasados mayas. Los indígenas mayas que más primero poblaron estas tierras. Y ese modo se fue pasando a sus hijos e hijas, a los nietos y nietas, y así de un tiempo a otro, que dicen de una generación a otra, y se quedó pues, el modo entre los indígenas mayas que tienen varios nombres y que su casa alcanza desde Yucatán y Guatemala, Campeche, Quintana Roo y aquí en nuestro estado que es Chiapas.

Entonces lo que pasó es que pues se nos quedó el modo, como luego dicen, y entonces pues nosotros los zapatistas, que sea que nos dicen neozapatistas, o sea, que somos como unos zapatistas nuevos pues, también tenemos ese modo que primero lo pensamos para dentro el mundo que hay que hacer y luego pues lo sacamos la palabra y buscamos otras palabras hermanas y buscamos si hay acuerdo hablando y escuchando y así la palabra se va haciendo grande y entonces el mundo que pensamos se va haciendo grande también. Pero ya no nos tocó el comienzo del mundo, sino que nos tocó que ya hay quién despoja y explota y hay quién se rebela y quiere la liberación y entonces pues escogimos estar del lado de los que luchan por la libertad, del lado de los que son dominados y son robados y son explotados.

Entonces pues ya la historia ésta, ya la conocen los compañeros y compañeras de organizaciones indígenas porque un buen tanto la hemos caminado juntos. Y juntos vimos que hay que unirnos y sacar acuerdo y así se nació el Congreso Nacional Indígena que se llama. Y se hicieron acuerdos y marchas y movilizaciones y los que mandan y dominan no quisieron reconocer nuestra palabra de cómo somos. Entonces cada quién volvió a pensar y se nacieron nuevas luchas de poner nuestro modo aunque no lo reconozcan las leyes de los ricos y eso pues esperamos que nos van a platicar un poco los hermanos y hermanas que vienen de otros lados, de otros pueblos indios y de otras organizaciones indígenas. Entonces lo que pasó hasta entonces compañeros y compañeras es que estamos mirando hacia arriba, hacia los gobernantes a ver si nos van a reconocer y vimos que no resultó. Entonces volvimos la mirada hacia abajo, como quien dice, porque claro lo vimos que si miramos para arriba no hay respuesta buena; sólo hay engaño, mentira, burla y desprecio, que fue lo que recibimos de los partidos políticos que ahora se están disputando la presidencia de la república: El Partido Revolucionario Institucional, El Partido de Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática.

No rápido miramos hacia abajo, sino que tardamos mirando, escuchando, sintiendo lo que camina abajo. Y entonces, pues vimos que donde quiera hay gente así como nosotros. En veces indígenas y en veces no indígenas que están jodidos como nosotros, como quien dice, explotados. Pero vimos también que no se dejan, que luchan, que sea, que se dice, que se rebelan, y como tardamos mirando pues vemos que ahí hay pensamientos que se llaman de izquierda, que es el modo que se llama lo que quiere que se acaba la explotación y que cambien las cosas para el bien de todos, no como ahorita, que sólo unos cuantos tienen.

Esto es más o menos compañeros y compañeras de pueblos indios y organizaciones indígenas como nosotros queremos explicarles a ustedes qué fue lo que pasó en todo este tiempo. Como ya explicamos, logramos muchos avances juntos con ustedes, principalmente con ustedes. Hubo mucha gente que nos apoyó en México y el mundo pero con ustedes entendimos que éramos lo mismo y que juntos teníamos que luchar por nuestro derecho. Desgraciadamente, como luego dicen, los políticos no escucharon. Nosotros ya no vamos a esperar a ver si ahora sí van a aprender o ahora sí van a escuchar. Pensamos que tenemos que hacer otra cosa, porque si no lo hacemos ya no va a haber casa para todos, decimos nosotros, o sea, La Patria.

Entonces pensamos de sacar este pensamiento de la Sexta Declaración para juntarnos con muchos más pueblos, mucha gente pues, que está jodida y que se está rebelando y pensamos en nuestro análisis, que hay que hacer otra cosa, como decimos. Pero ya no es como antes compañeros, que el EZLN saca una iniciativa y a ver quién le entra y a ver quién no. Nosotros en la Sexta dijimos vamos a hacer otra campaña, invitamos a todos que le entren, invitamos a las organizaciones políticas de izquierda, pero que no estén registrados, o sea que no estén orita viendo a ver quién va a ser presidente de la república. Y entonces con esos dijimos, vamos a buscar esa otra cosa. Por eso en estas reuniones que estamos teniendo (orita les voy a informar de lo que pasó en la otra reunión para que lo van tomando en su pensamiento). Después de que acaban estas reuniones, el 16 de septiembre, que va a ser la última donde nos juntamos todos, entonces ahí ya, hasta ahí nomás llegamos que nosotros estamos aquí al frente y ustedes nos están escuchando y nosotros los recibimos y ustedes vienen. Ya a partir de esa fecha nosotros entregamos. Se acaba que el EZLN es el que convoca y entonces ya todos los que nos pusimos de acuerdo, entonces ya tomamos de acuerdo en qué sigue: En dónde nos vamos a reunir, en quién va a estar dando la palabra, en cómo se van a organizar los temas. A partir de ese momento, decimos nosotros, ya no es a qué convoca el EZLN y quién se le suma, sino a quién convocan todas las organizaciones y personas y grupos y colectivos que están de acuerdo con ese camino.

Entonces, no hay que desesperarse compañeros y compañeras si es que hay muchas palabras que parece que no hay acuerdo. Porque todavía faltan más reuniones, falta que vienen los hermanos de organizaciones sociales, los de organizaciones no gubernamentales, artísticas, científicas, culturales y las personas individuales, que hay muchas. Orita les informo rápidamente.

Entonces ahorita cómo va la Sexta compañeros. Ahorita, al día diez de agosto, de organizaciones políticas, hay 48 organizaciones políticas que le entran a la Sexta. El día primero de agosto eran 30, o sea, que entraron 18 más. De organizaciones indígenas, había 32, orita hay 60. De organizaciones sociales, había 47, ahorita hay 58. De organizaciones no gubernamentales, colectivos y grupos, había 210, ahora hay 248. En individuales había 690 personas, ahorita hay 895. O sea, que ahí va poco a poco. Según se vaya aclarando la palabra qué es lo que buscamos, pensamos si es que van a entrar más o algunos dicen no pues, no es mi camino, mejor me voy por otro lado. Eso es como va ahorita compañeros y compañeras.

Bueno, les estaba platicando entonces cómo analizamos nosotros lo que pasó después de la ley indígena, de que los partidos políticos no lo apoyaron. Entonces pensamos pues, que hasta ahí nomás llegamos como sólo la lucha indígena, compañeros. Entonces pues estamos invitándolos a ustedes porque de por sí caminamos todos estos doce años juntos por los derechos y la cultura indígena a que le vamos a seguir pero que ahora pensamos que tenemos que unirnos con otras luchas, que sea nosotros decimos, con las luchas de los trabajadores de la ciudad y del campo. Y entonces, nosotros esperamos que todas esas luchas que estuvimos viendo nosotros en estos cuatro años, que a lo mejor podemos hacer un acuerdo y empezar a caminar juntos. Aquí el problema está en lo que sigue: que queremos hablarles derecho pues.

Ustedes saben cuál es la historia de este país. Los indígenas pues, salimos buenos pues, pa´ cargar, para trabajar y para pelear. Siempre que hay un movimiento: la Guerra de independencia por ejemplo, la Revolución, la guerra contra Francia, la resistencia con los Estados Unidos, todo eso. Siempre los que le entran más y más decididos y más duros son los indígenas. Pero a la hora que acaba todo, son los que nadie se acuerda. Entonces por eso vemos que pasan movimientos, revoluciones, cambios y para los pueblos indios, no pasa nada pues, sigue igual. Como que nomás nos usan un tiempo y luego ya no sirven y entonces hasta otra vuelta.

Entonces, lo que nosotros pensamos es que tenemos que asegurar bien nuestro lugar, pues, como indígenas que hemos conquistado y que no debemos perderlo de ninguna forma. Como EZLN lo que nosotros hicimos en todo este tiempo pues, de la lucha es que al final de todo, aunque sea que nos van a acabar, sí quede algo para los pueblos indios que nos apoyaron.

Ahora nos vamos a meter con muchas organizaciones compañeros. Si es que están de acuerdo. Organizaciones de izquierda, organizaciones que hacen trabajo con obreros, con campesinos, con colonos, con mucha gente. Nadie va a respetar nuestro lugar si no lo hacemos respetar nosotros. Por eso nosotros estamos invitando especialmente a organizaciones y pueblos indios, que en esta otra campaña y en la Sexta, hagamos pues, ora sí que como un equipo aparte, aparte de los demás. No para pelearnos ni nada de eso, sino para que se vayan haciendo los trabajos, pero para que juntos, que sea el EZLN y sus organizaciones de ustedes estemos pendientes siempre, que no se olvida otra vez, como en otras luchas de nuestro país, el trabajo de los pueblos indios y sus demandas y sus derechos. Si no lo hacemos así, va a pasar que pues se va a plantear que mejores salarios, que es bueno, que vivienda digna, que es bueno, todo eso pues, que son demandas de los campesinos: crédito, apoyos para el campo, que son cosas justas y que hay que exigir. Pero si a la hora de todo eso al final otra vez quedan nuestros derechos como pueblos indios, en respuesta a nuestra cultura, a nuestro modo, si queda de lado otra vez, no podemos permitir eso. Tenemos en todo momento que volver a plantear, una y otra vez, con esos hermanos con los que nos vamos a unir para la lucha, que aparte de todo eso que luchamos juntos, a parte, nosotros luchamos como indígenas.

Y al mismo tiempo, según explicó pues aquí la comandanta Kelly, a parte, también las mujeres. Así como las mujeres, dentro del EZLN dicen, está bien, luchamos como indígenas pero aparte nosotros luchamos por nuestro derecho como mujeres. No podemos permitir que en este movimiento que se está creando, que está naciendo y que nosotros vemos que está creciendo, a pesar de que dicen, no pues es que están pagados por Salinas y Madrazo y Marta Sahagún, que ya vieron allá los vestidos de Marta Sahagún que no pudo vender, ya los están vendiendo los zapatistas, tampoco se venden. Bueno, eso es otro problema.

No compañeros y compañeras el movimiento se ve que está creciendo. Pensamos y por eso de que se dijo de la reunión pasada hay gente que se va a salir. Hasta les dijimos a los de Rebeldía, no pues pongan otro correo que diga: siempre no. A lo mejor uno que entró, que dice no, pues así no, y entonces, ahí se sale. Y no compañeros, entraron más, más gente. Así estamos conociendo organizaciones que antes no conocíamos, personas que antes no conocíamos y a las que nosotros les estamos ofreciendo y les vamos a cumplir lo que les vengo a decir ahora: Respeto y trato de iguales. Lo que yo les estoy diciendo a ustedes ahora, y así se los conté a los primeros que nos reunimos es: Nosotros vamos primero con los pueblos indios porque sigue pendiente nuestra lucha a parte, como pueblos indios.

Y las compañeras comandantas que salgan van además a defender y a tratar de conquistar los derechos como mujeres y como indígenas. Esas cosas que nos están costando mucho trabajo a nosotros, mantener bien lo de indígena y que las mujeres, las compañeras pues, zapatistas, dentro de nosotros, dentro de nuestro machismo, de cómo nos formaron, que nos están quitando esa idea, no lo podemos dejar ahora y pensar no pues ahorita lo más importante es que cambie el sistema, que haya buenos salarios, que se acabe el neoliberalismo, todo eso. También eso es importante, pero también es importante no perder nuestras demandas. Entonces, les decimos claro que los invitamos aparte de todo esto que vamos a hacer, que como quiera la otra campaña siempre como pueblos indios nos estemos reuniendo aparte, para ver nuestros problemas pues, como indígenas y que no vayamos a soltar eso. Porque si lo soltamos ya, ahora sí que va a ser la historia de siempre. Al final va a quedar, va a haber cambios y los pueblos indios otra vez a las esquinas, a pedir limosna o a que se burlen de ellos por su modo, por su forma de hablar, por su cultura.

Entonces eso, claro se los decimos ahorita. Como de por sí ese es nuestro plan, que no lo estamos escondiendo, se lo decimos a cualquiera, entonces la propuesta que nosotros queremos hacerles es pedirles de favor que, así como les pedimos a los de organizaciones políticas pues, que nos enseñen cómo es su modo de los obreros, de los campesinos, de los colonos. Entonces queremos pedirles a ustedes de organizaciones indígenas y de pueblos indios y otros que no pudieron llegar pero que también apoyan la Sexta, que cuando sale, empieza la otra campaña y pasa por lugares donde hay presencia de ustedes, la delegación nuestra quiere ir a vivir con ustedes, como pueblos indios. Por ejemplo, voy a poner un ejemplo. Si vamos a Michoacán, en lugar de que vamos a dormir a Morelia y a comer ahí, porque vamos a tardar, no piensen que es así como la marcha indígena, unos días y vámonos, va a tardar años esta campaña. Entonces preferimos mejor llegar con los hermanos purépechas y ya de ahí pues, vamos a Morelia, a otros lados, y así en cada lado. No podemos llegar y así decir, ahora a ver qué hacen, ya aquí estoy con mi maleta. Por eso les pedimos si es que están de acuerdo, que así hagamos el plan. Que sea, como Congreso Nacional Indígena o como otras organizaciones que se sumen para que en esos puntos donde hay organización indígena, ese sea el centro de CNI y zapatista para unirse con los otros hermanos y para hacer el trabajo de la otra campaña.

Eso es lo que les queremos decir. Por eso les pedimos cuando están hablando, cuando vayan a hablar con sus compañeros de las otras organizaciones y de ustedes mismos, porque acuérdense que les pedimos que vayan y consulten, que les presenten pues, este pedido del EZLN. Que vayan y les digan, no pues hermanos y hermanas pues dicen los zapatistas que cuando pasen por aquí, quieren llegar aquí en nuestro pueblo y dormir con nosotros y comer con nosotros y lo otro que se hace con nosotros, o sea, ir al baño, etcétera. Entonces preguntan si es que estamos de acuerdo. Entonces vamos a organizarnos así, pero hay que pensar que no es que van a llegar un día y se van sino que van a tardar aquí días, semanas, tal vez meses, depende cómo esté el trabajo. Entonces eso es lo que les pedimos para que vean en sus organizaciones. Y si ya tienen algún acuerdo o propuesta pues al rato que nos van a ir diciendo su palabra, pues nos lo digan.

Otra cosa compañeros. En cada reunión pues, nosotros decimos claro lo que está pasando y cuando hablamos con alguien, pues le decimos: eso que estás diciendo tu pensamiento, pues lo vamos a hacer público y así todos se estén informando qué está pasando. Entonces les vamos a decir nosotros, qué fue lo que vimos de la reunión con organizaciones políticas. Porque lo más que salió en las noticias es de que si van con todo y que nos va a partir eso. Yo puse biip y no lo pusieron en la televisión, ya nomás pusieron en la madre, bueno. Entonces cómo fue lo que pasó compañeros así, un pequeño resumen pa´ que lo piensan y lo dicen.

El tema de Andrés Manuel López Obrador y las elecciones fue el que más se discutió según vimos nosotros. Pero no hubo gran debate. O sea, no había mucha disputa. La mayoría decía que no se trataba de apoyar a López Obrador. De hecho sólo dos o tres dijeron que había que apoyar. Se les escuchó. Pero la gran mayoría dicen que no. Que no hay solución por ese lado, que no es camino. De esos que dicen que no, que son la mayoría, algunos dicen que hay que apoyar a un candidato independiente, o sea, hacer otro candidato. Otros dicen que hay que decirle a la gente que no vote. Otros dicen que no es problema la elección porque la otra campaña tiene otro objetivo, otro tiempo y otro modo. Que todo lo que es de las elecciones acaba el seis de julio y la otra campaña va más lejos porque es por varios años. Ese es más o menos los tres posiciones que se dijeron en la primera reunión que hubo de organizaciones políticas de izquierda.

Donde sí hubo discusión y se ve que es lo que más les importa, así pensamos nosotros, a las organizaciones políticas, es cómo se va a hacer para organizar un frente de masas. Así es como dicen ellos, donde están obreros, campesinos, estudiantes, colonos, maestros pero un chingo pues. Por eso se dice de masas ¿no? Así como se llama la Promotora contra el Neoliberalismo o el Frente Sindical Campesino Indígena y Popular, o el otro que le dicen el Diálogo Nacional. Entonces se ve que lo que piensan esas organizaciones políticas es que lo que sigue no es hacer una organización grandota de izquierda, o sea un nuevo partido de izquierda donde entran todos. Nosotros vemos que ese no es su pensamiento. Que su pensamiento más bien es hacer un frente grande donde entren organizaciones sociales, políticas y cada quién se pone en su modo y en su pensamiento pero hacen un acuerdo. Nosotros vemos que las organizaciones políticas de izquierda están pensando ahorita eso. Ahí les avisamos pues, porque lo vamos a ir viendo luego todos juntos.

Entonces está esto que dicen. Lo más importante ahorita que sigue en la lucha es hacer un frente de masas, o sea, donde entren organizaciones de todo tipo que luchan contra el neoliberalismo. Entonces aquí hay cinco posiciones que vimos nosotros en esas palabras que sacaron. Hay unos que piensan que hay que entrarle a lo que ya hay. Ahorita ya está por ejemplo La Promotora contra el Neoliberalismo, está el Frente este que tiene muy largo el nombre y ellos le dicen Frentote, así le dicen ellos ¿no? y el otro es el Diálogo Nacional. En estas tres cosas hay lo que dicen pues, los charros. Hernández Juárez... o sea, los que no son mero de la lucha. Entonces lo que dicen ellos es que lo que hay que hacer en su pensamiento es que la otra campaña, o sea, todas las organizaciones que están con la Sexta, se tienen que meter ahí y sacar a esos... etcétera. O sea, a esa gente pues, mala. Y entonces ya que quede pura gente de izquierda. Ese es un pensamiento que tienen. Otros dicen que eso de La Promotora, el Frentote y el Diálogo Nacional, que quedó como dormido, como que si avanzaron un tanto y luego como que se quedaron esperando. Entonces, que la otra campaña le tiene que entrar para que lo despierta otra vez y sigue avanzando. Esa es otra posición. La tercera posición dice eso ya pasó. Ya pasó su tiempo y ya hizo su trabajo, pero ya no, ya lo que sigue es... hay que hacer algo nuevo, dice. Igual un frente de masas que entre mucha gente que esté con la lucha pero algo nuevo, diferente, y entonces que la otra campaña tiene que llamar a eso nuevo.

Hay otro, la cuarta posición dice: unas cosas ya no, pero otras cosas sí. Por ejemplo, dicen el Frentote ya no, pero La Promotora sí. O al revés, la Promotora no y el Frentote sí. O sea, unas cosas sí y otras no. Y otros compañeros y compañeras piensan que no, que ese no es el problema de la otra campaña; que la otra campaña es un espacio para la acción y para la discusión en la lucha contra el neoliberalismo. Que es un espacio donde cada quien llega y se pone de acuerdo para hacer acciones y discute ideas. Que sea tolerante, incluyente, que si alguien dice, pues no se le vayan encima a agarrarlo a patadas o lo que sea, sino que lo oigan y que los diferentes pensamientos que están contra el neoliberalismo y por la liberación, pues se entren. Dicen ellos que no hay estructuras rígidas, ni mandos, ni coordinaciones, sino que sea un espacio que se dice pues, horizontal, o sea que todos parejos, no hay quien está arriba.

Esas son las ideas que vimos ahí entonces. Nosotros se los estamos pasando a todos los que vamos hablando y además estamos mandando pues con la revista Rebeldía, el correo donde está el informe para todos, para que vean. Les digo claro porque va a llegar el día, cuando ya nos juntemos todos, en que van a estar estos problemas y que nos van a pedir cuál es nuestro pensamiento. Que si le entramos a esto, que si le entramos a otro y entonces según así como llegue el acuerdo de la mayoría es como va a salir. Porque estas palabras que les platiqué es que nos están diciendo a nosotros, pa´ que digan, bueno, ora tú como EZLN, di que es mejor éste o que di que es mejor el otro o que éste es el más urgente. Y nosotros les contestamos no pues, es que ya sacamos la palabra que el acuerdo es que tiene que ser el acuerdo de todos no nomás EZLN.

Entonces a la hora que nos van a preguntar a nosotros todo esto, más las propuestas o discusiones que salgan aquí y en organizaciones sociales, no gubernamentales y en personas, no es qué vamos a decir nosotros, sino que hay que hacer la discusión y sacar el acuerdo entre todos. Ese es el plan de la otra campaña. Si vamos a empezar que sólo uno habla y los demás siguen, entonces empezamos mal. Entonces lo que les estamos ofreciendo nosotros cuando les decimos, les ofrecemos respeto y trato de iguales es esto. Que igual vale el pensamiento del comandante Gustavo, que fue el que les dio la bienvenida, o la comandanta Kelly, que fue la que les dio la bienvenida, al compañero y compañera que están hasta allá atrás, que no sé si me están escuchando porque el sonido está medio charro. Sale igual. No es que vale más él o vale más ella que los compañeros que están allá.

Entonces, igual vale su pensamiento e igual tenemos que sacar el acuerdo de todos. Eso es lo que les ofrecimos cuando los llamamos a la Sexta y me cae que lo vamos a cumplir por nuestro lado. Y siempre vamos a exigir que la gente que quiere hacer otra cosa, que no haga así. Siempre vamos a defender la palabra, el lugar, la acción y el pensamiento de todos los que estamos de acuerdo en este camino. Ustedes no tengan pena que si será que ahora el EZLN va a ser una organización política y va a decir quién manda y los militantes y van a dar una credencial. No compañeros, vamos a seguir en lo mismo, defendiendo el espacio de participación, respetando a las organizaciones y el acuerdo que saquemos entre todos, ese lo vamos a seguir.

Eso es más o menos pues, cómo va ahorita compañeros y compañeras. Ahorita hay más compañeros y compañeras que no están en la Sexta que están interesados para dónde va. Hay unos que están esperando a ver si se va a hacer una organización grande de izquierda, pues no le entra, o sí le entra, y hay otros que dicen, no, si viera que es como antes que cada quien hace en una línea general hace pues, su pensamiento, unos hacen obras de teatro, otros hacen películas, otros hacen marchas, otros mítines, otros reuniones, entonces sí le entramos.

Entonces todas estas discusiones van a servir para decir qué somos, pero ya el somos es más grande no nomás EZLN. Y para que otra gente de allá afuera, o sea que no están en la Sexta, diga si se entra con el “somos” o se queda con el “ellos”. Así va a ser. O sea, el trabajo no es nada más que venimos, decimos nuestra palabra, sino que ya hay que empezar a discutir en nuestras organizaciones y grupos. Por eso están aquí los comandantes, porque eso le están diciendo a los pueblos: pues su pensamiento es éste, están diciendo esto y esto y estos piensan una cosa y estos piensan diferente. Va a llegar el día en que vamos a tener que decir está mejor éste o está mejor otro. Y según cuál es el acuerdo de la mayoría. Entonces les pedimos por favor que cuando vayan e informen a sus organizaciones cómo estuvo, también les digan, si es que le vamos a entrar, es que tenemos que discutir y tenemos que llegar a un acuerdo porque allá nos van a decir qué pensamos.

Esa es nuestra palabra compañeros y compañeras de organizaciones indígenas y pueblos indios. Les repito, sean bienvenidos, vamos a parar ahorita un momento y vamos luego a seguir. Por favor le vamos a pedir a los compañeros y compañeras de Rebeldía, por favor, los que vayan a decir su palabra, que se apunten. Ahorita volvemos a empezar y entonces ya ustedes hablan la palabra, van pasando aquí por turnos, todos los escuchamos y luego al final ya hacemos un resumen. Cada tanto vamos a parar, que sea que van para el baño o echar un taquito, de comer, y luego ya le vamos siguiendo, ahorita vamos a parar. Muchas gracias.